Policiales Miércoles, 10 de abril de 2019

El menor que vendía las zapatillas de Nahuel pidió “perdón al cielo” antes de ser detenido

El relacionista público fue asesinado la madrugada del sábado en Godoy Cruz. Ayer detuvieron a un joven apodado "Tarzán", de 16 años.

Por Redacción LA

El brutal homicidio de Nahuel Vitali (18) tiene un detenido. Se trata de un menor de edad de 16 años apodado “Tarzán”. Este joven fue señalado por un testigo como el autor de la puñalada que terminó con la vida del relacionista público la madrugada del sábado en Godoy Cruz.

 

Tras su detención, concretada ayer en la calle en inmediaciones del barrio Eva Perón de Las Heras, comenzó a viralizarse un indignante posteo de Facebook del detenido en el que ofrece las zapatillas que le robaron a Vitali tras el homicidio. “Cambio, no vendo. Nikes talle 39 10ptos”, dice la publicación.

Las zapatillas son las mismas que tiene puestas Nahuel en varias fotos. Un conocido se dio cuenta de lo que estaba pasando y comenzaron a escrachar al delincuente. 

Además, en el perfil del acusado aparece otro mensaje que llama la atención. El menor posteó a las 3.25 de la madrugada de ayer, unas horas antes de su aprehensión. una especie de confesión en la que le pide perdón a un familiar fallecido. “Solo pido que ella desde el cielo me escuche y me pueda perdonar. #Perdón”, escribió.

Noche fatal

Vitali llegó el viernes a las 23 al boliche Iskra, ubicado en la calle San Martín Sur al 900 de Godoy Cruz, donde desarrolló una matiné que él mismo publicitó entre sus contactos y que se extendió hasta las 2 del Sábado.  

Una cámara de seguridad grabó su llegada al local bailable: el adolescente se apoyó en una de las vallas de la entrada para mandar algunos mensajes, luego ingresó.

Al salir otra cámara de vigilancia capta a Nahuel afuera del boliche. El joven camina por calle San Martín hacia el sur tres cuadras y dobla hacia el oeste por Tiburcio Benegas. En las inmediaciones de esa esquina, los investigadores identificaron el detalle, hasta el momento más revelador, dos desconocidos  se desprenden de un grupo de jóvenes y parecen seguirlo.

 

Media hora más tarde, un llamado al 911 advierte que hay un joven tirado  Tiburcio Benegas y Uruguay (según fuentes policiales, este primer aviso aseguró que la víctima había sido atropellada).  Los efectivos que llegaron al lugar, confirmaron la situación y piden una ambulancia del SEC. Los médicos constataron que había muerto por una herida punzo cortante a la altura del corazón. Horas más tarde, y pese a que no contaba con ninguna documentación al momento de ser hallado, el muchacho asesinado fue identificado como Roberto Nahuel Vitali.