+ Deportes Miércoles, 23 de octubre de 2019

¿El hincha japonés de Boca, Isamu Kato, le trae mala suerte al conjunto de la Ribera?

Fue tendencia en las redes sociales, tras la eliminación del Xeneize a manos de River. Algunos, lo reconocen, otros lo tratan de "mufa".

Por Redacción LA

Cuando Isamu Kato comenzó a hacerse conocido, los hinchas de Boca lo miraron con cariño. Y no era para menos: no se trataba de un hincha más. Nacido en la ciudad de Saitama, Japón, este fanático no tenía inconvenientes en viajar casi 33 horas para ver en vivo y en directo al Xeneize. Aunque la suerte, hay que reconocerlo, casi nunca estuvo de su lado. En el 2018, por ejemplo, llegó para ver la final de ida de la Libertadores contra River pero como se retrasó por lluvia, tuvo que volver a su país y se quedó con las ganas de estar en la cancha. Y el último martes, sí logró entrar a la Bombonera, pero el resultado es conocido: el equipo quedó eliminado de la Copa nada más y nada menos que frente al Millonario. Y ahí, más de uno empezó a mirarlo de reojo...

@19Marioeromero

Si bien su experiencia en la cancha fue inolvidable, Kato comenzó a notar que el ánimo de los hinchas de Boca no era el mejor al revisar las redes sociales. Más allá de la tristeza y amargura general por otra eliminación ante River, muchos hinchas señalaron su poca fortuna e, incluso, no faltaron los que lo acusaron de trasladarle una dosis de mala suerte al equipo que hoy dirige Gustavo Alfaro.

 

Hay que reconocer que hubo mensajes de todo tipo para Kato. Algunos le pidieron, casi le suplicaron, que se quedara en Japón en lugar de apoyar a Boca. Otros se compadecieron al saber que se había gastado más de 2000 dólares para cruzar el mundo y que hasta había renunciado a su trabajo como empacador de productos alimenticios y medicinales. Y no faltaron los que directamente lo acusaron de ser "yeta".

@FabianDeCesare

Estos últimos, claro, le recordaron su (fallida) presencia en la primera final de la Copa 2018. Aunque no todas fueron pálidas para él. De hecho, Kato visitó 13 veces la Argentina y estuvo presente en cuatro partidos en la Bombonera: en 2009, contra Deportivo Táchira; en 2011, ante Olimpo; en 2015, frente a Tigre, cuando el Xeneize se coronó campeón del torneo local; y en 2018, contra River, en la derrota por 2-0, en la Superliga.

 

Su momento de gloria, de todos modos, lo vivió con el Futsal de Boca. Fue en agosto de 2019, cuando viajó hasta Bangkok, Tailandia, para alentar al equipo argentino en el Mundial de Clubes. Ahí, a pesar de ser el único hincha en las tribunas, no dejó nunca de tocar el bombo y cantar.

@didierpuga

Y su esfuerzo tuvo recompensa: tras vencer a Barcelona en la semifinal, el plantel Xeneize invitó a Kato al vestuario y hasta le cantaron: "Es el equipo del Japonés...".