+ Deportes Miércoles, 11 de septiembre de 2019

El gran interrogante: ¿Por qué Diego Maradona habla así?

Todos lo ven feliz. Pero cómo está Diego, qué le pasa al hablar, cuándo y por qué empezaron esas pausas. Hablan Dalma y sus médicos.

Por Redacción LA / Ole

"Hay boludos que dicen que el otro día no se me entendía nada cuando hablaba... Y, claro, boludos, ¿cómo se me va a entender si estaba llorando?”. Así, con esta frase, el Diego cerró su entrevista con 90 Minutos, por Fox Sports. Más allá de la ocurrencia del Diez que despertó las risas de todos, ya hasta sus propias hijas se han referido a sus dificultades en el habla. 

Diego Maradona en Fox Sports Argentina.

“Hay un montón de veces que a él por ahí lo sacan al aire y no está para hablar. Él toma pastillas para dormir hace mil años y, mezcladas con una copa de alcohol, es terrible. Ni siquiera es que está borracho, porque con una copa de alcohol nadie está borracho, pero le hacen un efecto tremendo”, explicó Dalma, en 2017, en Pampita Online, haciendo público un tema que desde el entorno del Diez está prácticamente vedado. “Hay veces en las que yo digo: ‘Bueno, si vos ves que tomó una pastilla para dormir y no se durmió no lo saques al aire, ahí es donde yo siento que no lo cuidan. Me da mucha bronca la gente que tiene alrededor porque siento que lo exponen”, disparaba.

Fue durante el Mundial de Brasil 2014, en aquel programa llamado De Zurda que hacía junto a Víctor Hugo Morales, cuando comenzaron a hacerse evidentes para el gran público las alteraciones y dificultades de Maradona en el habla. “Embrague, Diego, embrague”, llegó a decirle Rafael Correa, presidente de Ecuador, al aire, ante un Diez que trastabillaba en monosílabos, con pausas tan incómodas como eternas.

Embrague, embrague Diego.

En ese mismo 2014, Alfredo Cahe, su médico personal durante años, contó en la Revista Noticias que Maradona tenía un tratamiento basado en ansiolíticos. “Vi el programa en dos oportunidades -decía Cahe- y me dio la impresión de que había tomado un poco más de ansiolíticos de lo que le conviene, un exceso de medicación tranquilizante. O que tiene efectos residuales. Pero yo desconozco si tomó antes de salir al programa”.

La presentación de Diego Maradona.

Lo cierto es que, en ese entonces, Cahe echó por tierra el mito que circula en el ambiente del fútbol acerca de que Maradona sufre algún tipo de daño cerebral tras años de consumo de droga. Sí confirman desde su círculo íntimo que desde que dejó de consumir cocaína, el Alplax se convirtió en una compañía necesaria y fundamental en su vida. Fue la propia Rocío Oliva quien, luego de una de sus tantas peleas con el Diez, reconoció que Diego necesitaba “tomarse entre diez y 15 pastillas para dormir”. Y reveló su mezcla: “Alplax y champagne”.

Hoy, desde su entorno, hablan de un Diego feliz y con muchísimas ganas, pero asumen como un descuido la conferencia de prensa del domingo, luego de la práctica en el estadio del Lobo. Si bien dicha conferencia ya estaba pautada, fue demasiada exposición para un día y para un Diego que viene con tanto ajetreo. Aunque sin perder algunas frases con su sello, en esa conferencia se lo notó algo agobiado, saltando de un tema a otro sin demasiados preámbulos y pidiendo que le hicieran una pregunta por vez.

De hecho, parte de su entorno le aconsejó al Diez dejar pasar este llamado de Gimnasia para no exigir su físico y realizar una recuperación mucho más adecuada y conveniente, pero sus ganas de volver a dirigir en el fútbol argentino pudieron más. Diego tuvo unos últimos meses muy movidos: a fines de mayo se sometió a una cura de sueño de cuatro días con el fin de dar con la medicación indicada para superar su insomnio y el 24 de julio debió realizarse un reemplazo de su rodilla derecha por una patología llamada Genu Valgo artrósico, un deseje que trae serios problemas para caminar, además de mucho dolor.

El cirujano Diego Eyharchet, quien lo operó, comunicó que Diego volvería a caminar de forma normal entre los 30 y 60 días. Bueno, ahí está ya el Diez dirigiendo las prácticas del Lobo... “Dicen que no me puedo mover, dicen”, tiró en ese video en el que se lo vio desafiante, caminando en su casa, días antes de finalmente arreglar con Gimnasia. “Yo creo que estás para dirigir, eh. ¡Y estás más flaco!”, le devolvió la pared el cirujano Eyharchet.

Conferencia de Prensa de Maradona como DT de Gimnasia.

¿Cómo se encuentra entonces de salud? Cuando surgieron rumores de que sufría un principio de Alzheimer, el doctor Leopoldo Luciano Luque, neurocirujano y médico personal del Diego desde hace tiempo, decía en una nota a Infobae: “No es un paciente de riesgo. Su función cardiológica y sus estudios de laboratorios son envidiables. Está con problemas en su rodilla y hombro que estamos tratando, y que creemos van a evolucionar favorablemente. Lo que más nos llama la atención es su gran capacidad física y su nivel de recuperación. Es un dotado físicamente hablando. Por otro lado, tiene problemas para conciliar el sueño que son de público conocimiento. Esto es un problema serio y de difícil tratamiento, pero estamos trabajando todos los días para mejorarlo”.