Política Jueves, 20 de febrero de 2020 | Edición impresa

El Gobierno apura la reforma de las jubilaciones de jueces

El oficialismo pretende un tratamiento exprés en el Congreso, pero en Juntos por el Cambio piden más tiempo.

Por J. J. Domínguez

El proyecto de ley para terminar con los regímenes jubilatorios de jueces y diplomáticos, que el gobierno de Alberto Fernández mandó al Congreso el viernes, podría obtener la media sanción de Diputados el jueves próximo. Es decir, en un trámite de tan sólo 13 días.

El presidente de la Cámara, Sergio Massa, hizo saber que el miércoles, al día siguiente de los dos feriados de Carnaval, se reunirían las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Previsión y Seguridad Social, que aún no fue constituida, para firmar dictámenes sobre la iniciativa.

 

A ese plenario de comisiones asistirán como invitados los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Trabajo, Marcela Losardo; el director de la Anses, Alejandro Vanoli, y el secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi, entre otros funcionarios, y representantes de organizaciones de jueces, fiscales y trabajadores del Poder Judicial, que están en contra de que les cambien la forma de jubilarse.

Según el cronograma de Massa, que también divulgó la secretaria parlamentaria del bloque Frente de Todos, Cristina Álvarez Rodríguez, que secunda a Máximo Kirchner, la sesión especial será al día siguiente.

 

El oficialismo apuró el trámite parlamentario del proyecto apenas 24 horas después de que jueces, fiscales y sindicalistas del Poder Judicial mantuvieran reuniones de cabildeo con líderes de los bloques opositores para expresarles su rechazo a la iniciativa gubernamental.

La oposición pide tiempo

El interbloque Juntos por el Cambio (JPC), que tiene 116 de los 257 diputados, pidió tiempo: avisó que se opone a un tratamiento exprés de la iniciativa y que quiere un desfile de jueces, fiscales y embajadores en las comisiones, explicando sus puntos de vista.

 

Pero si el Frente de Todos, que tiene 118 diputados, consigue el apoyo de los otros dos interbloques opositores, que suman 19 diputados, conseguiría el quórum para iniciar la sesión y debatir el asunto, con esperado final feliz para la Casa Rosada.

A ellos se les sumarían Alma Sapag, del Movimiento Popular Neuquino (MPN), de excelentes relaciones con Massa, y los trotskistas Nicolás del Caño y Romina Del Pla.

 

Ninguno de los espacios opositores ha manifestado formalmente hasta ahora su rechazo a la iniciativa: no quieren quedar defendiendo jubilaciones de hasta 770 mil pesos mensuales, cifra que figura en los fundamentos del proyecto, firmado por el presidente Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros Moroni y Losardo y el canciller, Felipe Solá.

Inclusive 11 diputados de JPC presentaron hace un mes un proyecto para que todos los funcionarios públicos, no solamente jueces y diplomáticos, tengan el mismo régimen jubilatorio general que el resto de los ciudadanos.

 

Además, incorporan a los jueces de la Corte Suprema y al presidente y vice de la Nación, cargos para los cuales rige un sistema conocido como jubilaciones de privilegio.

De todas maneras, en JPC hay quienes sí están dispuestos a rechazar la iniciativa por considerarla inconveniente. “El proyecto del Ejecutivo es contradictorio, yo no lo votaría”, dijo el macrista Pablo Tonelli.