Política Jueves, 23 de mayo de 2019

El ex contador de los Kirchner renunció a la figura de protegido y tendrá domiciliaria

Manzanares había pedido ser trasladado a Santa Cruz para estar con sus hijos y, ante la negativa, notificó que no seguirá en el programa.

Por Télam

Víctor Manzanares, el ex contador de la familia Kirchner, renunció al programa de protección de testigos e imputados colaboradores y desde ahora será monitoreado con una tobillera electrónica, informaron fuentes judiciales.

Manzanares había comunicado al Ministerio de Justicia de la Nación que no continuaría dentro del programa después de que se le informara que el plan de seguridad previsto para él no incluía la posibilidad de llevarlo a vivir al Sur del país.

 

Según informaron fuentes judiciales, el contador había pedido ser trasladado a Santa Cruz para estar cerca de sus hijos y, ante la negativa, notificó que no seguirá en el programa, que es optativo.

Tras informar su decisión al Ministerio de Justicia, el único escollo que le quedaba por sortear para poder irse a vivir al sur era conseguir la autorización del Tribunal Oral Federal (TOF) 5, que lo juzga por el caso Los Sauces, que lo excarceló hace una semana bajo la condición de “mantenerse sometido al programa de protección a testigo-imputado”.

Fuentes judiciales indicaron que el contador, que este mediodía se presentó ante el TOF 5, permanecerá en libertad pero con una tobillera electrónica que permita controlar sus desplazamientos.

 

Ante el TOF 5, Manzanares notificó, además, de su decisión de fijar domicilio (en el que quedará en custodia), anunciar su intención de vivir en Río Gallegos y realizar los trámites relativos a la excarcelación, con la que fue beneficiado la semana pasada bajo otras condiciones.

Al liberarlo en la causa Los Sauces, ese Tribunal le había impuesto la prohibición de salida del país, también le impidió ejercer su profesión y le ordenó presentarse una vez al mes en Comodoro Py 2002.

Manzanares había sido excarcelado en dos causas penales: la de los cuadernos de la corrupción, en la que logró declarar en calidad de arrepentido, y en "Los Sauces", donde aguarda el inicio del juicio oral en su contra.

La última excarcelación con la que fue beneficiado la dispuso el TOF 5 al declarar extinguidos los riesgos procesales por los que había sido detenido en el marco de la causa Los Sauces, en la que se investiga una supuesta asociación ilícita dedicada al lavado de dinero de retornos de la obra pública a través de inmobiliarias vinculadas a la ex familia presidencial.

 

El juez federal Claudio Bonadio había ordenado la detención de Manzanares en 2017 cuando lo sindicó como el responsable de una maniobra a través de la cual la ex familia presidencial habría logrado evadir controles judiciales sobre sus bienes.

En el transcurso de sus extensas declaraciones en la justicia, en la causa de los cuadernos, Manzanares contó que habría decenas de millones de dólares en efectivo escondidos pertenecientes a los Kirchner y ratificó el rol fundamental de Daniel Muñoz, el fallecido secretario del ex presidente Néstor Kirchner, en maniobras de lavado de dinero.

 

En una entrevista para la televisión, Manzanares había dicho que tuvo oportunidad de preguntarle a Muñoz para qué era necesario “robar tanto” si el kirchnerismo ya contaba con “el bronce por conducir los destinos de la Patria”, y sostuvo que el ex secretario presidencial le respondió: “Nadie robó nada. Esto es la comisión que se le cobra a la Patria por hacer las cosas bien. Una comisión que se le cobraba al pueblo por hacer bien las cosas, por eliminar la deuda externa”.