Economía Sábado, 18 de enero de 2020 | Edición impresa

El Estado pagará $ 8.000 millones para sostener el precio del boleto 

Suárez autorizó una suba promedio del 41% para el monto por kilómetro que cobran las concesionarias del sistema

Por Fernanda Verdeslago - Especial para Los Andes

Por la oficialización de los congelamientos por 180 días, que incluían tarifas y sueldos estatales, el Decreto 52 publicado ayer en el Boletín Oficial permite que las empresas que controlan el transporte urbano en Mendoza cobren un aumento del kilómetro recorrido que supera el 40%, en promedio. 

La medida da luz verde al reclamo de las empresas de actualizar los montos recibidos para mantener el costo del sistema y equilibra el compromiso de no subir algo tan sensible como el pasaje del transporte público. Entonces, quien se hará cargo de ese equilibro entre corporaciones y los usuarios será el propio Estado, desembolsando, de su actual presupuesto reconducido, las sumas necesarias.

 

Natalio Mema, secretario de Servicios Públicos, aseguró, en diálogo con Los Andes, que la determinación obedece por un lado, a un cumplimiento contractual; por el otro, a una desactualización que lleva casi un año.

“El contrato dice que es dos veces por año, y en todo 2019 no hubo revisión. Se hizo en octubre de 2018 que después se tradujo en el aumento a principios de 2019. En 2019 no se actualizó, y el aumento del costo de todo fue de más del 100%, con la mayor inflación de los últimos 28 años”, indicó.

 

La disposición, firmada por el Gobernador y el ministro de Planificación e Infraestructura Pública, Mario Isgró, tiene en cuenta el estudio de costos realizado y expuesto por las empresas en la Audiencia Pública en noviembre del año pasado. Pero atiende a “la situación económica actual que atraviesa nuestro país y que aqueja a los usuarios del transporte público de pasajeros de la provincia”, por lo que el Poder Ejecutivo decide “no aumentar las tarifas de este servicio” a los usuarios.

En la comparación de las planillas publicadas en el Boletín Oficial, que establecieron los costos por kilómetro a pagar a partir del 2 de enero de 2019, y el que se les pagará a las empresas desde hoy, se evidencian los aumentos. 

 

Así, se observa que los porcentajes más altos y bajos se los lleva la Sociedad de Transporte de Mendoza (STM) Parque, pasando de $ 85,45 por cada kilómetro recorrido en 2018 a los casi $ 137 que pasará a recibir desde el viernes luego de que se publicara el decreto.

La empresa estatal también presta el servicio de transporte con el Metrotranvía y contaba con el kilometraje más caro: $ 322,87. Pasará a facturar con un 15,3% más, llegando a los $ 372,3.

 

Entre las empresas del sector privado que mayor porcentaje de actualización obtuvieron, está Empresa Maipú SRL -propiedad de la familia Estoco- que gestiona al grupo 200 y al 800, cercano al 50% en ambos casos. 

Esta incremento de costos  demandará al Estado cerca de $ 8.000 millones -sin contar los aumentos de sueldos- que, de acuerdo a la confirmación del titular de Servicios Públicos de la provincia, están disponibles.

 

“Hay partidas con las que podemos contar luego de la reconducción del presupuesto y, en el presupuesto que presentamos ahora, está contemplado. Igualmente apelamos a la aprobación del roll-over que se le hace a cualquier provincia”, sostuvo Mema.

La Provincia espera 720 millones de la Nación

Días atrás, Natalio Mema participó de una reunión con el ministro de Transporte de la Nación, Marcelo Meoni, para discutir, entre otras cosas, el subsidio para sostener la tarifa.

 

Si bien no hay números concretos, se espera que a la Provincia le desembolsen en cuatro pagos $ 720 millones a recibir en enero, febrero, marzo y abril. La suma sería similar a la que recibió el año pasado a través del Fondo Compensador.

El secretario de Servicios Públicos resaltó que el acuerdo “viene muy encaminado” y que faltan finiquitar detalles.

 

“El compromiso nuestro es hacerlo (al congelamiento) por 180 días, mientras que la Nación lo ha hecho por 120. Tenemos que ver cómo articulamos esos plazos, esos 60 días”, explicó.