Economía Sábado, 29 de septiembre de 2018 | Edición impresa

El dólar quedó a un paso de los $ 42 y marcó nuevo récord

Argentina se convierte en el segundo país del mundo con mayor aumento de la moneda estadounidense en el menor tiempo, después de Venezuela.

Por Javier Álvarez - corresponsalía Buenos Aires

El dólar subió ayer hasta el récord de 41,91 pesos por unidad y se acercó un poco más al techo de 44 pesos que el Gobierno impondrá para octubre a partir del lunes cuando ponga en marcha la nueva política cambiaria. 

El precio del billete subió 3,4% en la jornada; 9,8% en la semana; 10,2% en el mes; 121,4% en lo que va de 2018; y acumuló un alza del 138% en los últimos doce meses. Excepto Venezuela, ningún otro país del mundo permitió un incremento semejante en el tipo de cambio. 

Mayorista: $ 41,25

En el segmento mayorista, el tipo de cambio saltó de los 37,60 pesos con los que abrió setiembre a 41,25 pesos ayer. Esta suba se dio en un escenario en el que la demanda sigue superando a la oferta privada. 

Si bien no operó en el mercado de contado, el Banco Central realizó “puntuales participaciones” con ventas en los mercados de futuros, lo que por momentos acotó la fluctuación del tipo de cambio, explicó Gustavo Quintana, de PR Cambios. 

El cierre semanal fue flojo para del país. A pesar del anuncio del nuevo blindaje financiero del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la gestión Cambiemos, los bonos cayeron hasta 1,7% y los seguros contra un default subieron 50 puntos, a 581.

 

En el último día hábil del mes las acciones líderes de la Bolsa porteña terminaron con un descenso del 0,5%, en 33.549 puntos. Diferente fue el balance mensual en el recinto, dado que el rendimiento del Merval dejó una ganancia del 14,1%, contra un dólar que subió 10,2%. 

“Los papeles privados dejaron buenos rendimientos a lo largo del mes porque fueron descontando el nuevo acuerdo que celebraron el gobierno nacional y el FMI el miércoles pasado”, opinó Eduardo Fernández, analista de Rava Bursátil. 

Las acciones de las empresas argentinas que cotizan en Wall Street cayeron hasta 7,5% ayer, y cortaron una lenta racha de recuperación tras fortísimas caídas (de hasta el 64,3%) registrada en los primeros ocho meses del año.  

Para la agencia estadounidense Moody's, el problema está en que el acuerdo con el FMI ayuda, pero no resuelve las cuestiones estructurales. El Riesgo País que elabora la banca JP Morgan subió ayer 29 unidades (4,89%) hasta los 623 puntos básicos. 

 

“La recesión y las próximas elecciones harán que cumplir con el objetivo de déficit cero sea una tarea difícil”, explicó Moody’s. Y eso es lo que están viendo los inversores que tienen en sus manos activos argentinos. 

Con esta situación de inestabilidad llegará el mercado al lunes, día en el que el Banco Central pondrá en marcha la implementación del nuevo marco de política monetaria anunciado el miércoles por el flamante presidente de la entidad, Guido Sandleris. 

El BCRA se compromete a que el promedio mensual de la base monetaria registre un crecimiento nulo a partir de octubre de 2018 y hasta junio de 2019. Con eso se secará la plaza de pesos al límite posible para evitar que los ahorristas vayan masivamente al dólar. 

La base monetaria objetiva se ajustará con la estacionalidad de diciembre, cuando se incrementa la demanda de dinero por el aumento del consumo, ya que no descontar este factor resultaría en una contracción monetaria excesiva. 

En paralelo, el BCRA se comprometió a no permitir que la tasa de política diaria se ubique por debajo del 60% anual hasta diciembre de 2018, respetando lo asumido bajo el esquema monetario previo. Ayer, esta tasa tocó el 65%.  

 

Y la estrategia monetaria se complementará desde el lunes con la entrada en vigor de la zona de no intervención de la entidad, es decir, un dólar de entre 34 y 44 pesos, que se ajustará a una tasa de 3% mensual hasta fin de 2018. 

En el caso de que el tipo de cambio supere los 44 pesos por dólar, el Central saldrá a vender hasta 150 millones de dólares por día para bajar el precio. Y si el billete verde cae por debajo de los 34 pesos (lo cual es improbable que ocurra) la entidad comprará divisas para subirle el precio.