Economía Sábado, 6 de abril de 2019 | Edición impresa

El dólar pisó los $ 45 y el FMI mandó nuevos fondos pero hizo advertencias

El organismo liberó US$ 10.800 millones, pidió prudencia en los gastos y advirtió por la inflación.

Por Corresponsalía / CC

En otra jornada de elevada volatilidad, el billete verde avanzó otros 56 centavos en las casas de cambio y bancos. Y según el promedio del Banco Central, finalizó a $42,98 para la compra y a $44,96 para la venta. Al mismo tiempo se confirmó un nuevo desembolso del FMI.

Camino similar recorrió el billete en la plaza mayorista, donde operan bancos y grandes empresas. En las pizarras del Mercado Abierto Electrónico, el dólar culminó a $43,93 para la venta (52 centavos por encima del cierre previo).

Las negociaciones a futuro de los grandes jugadores contemplan un dólar a $55,26 hacia finales de octubre, apenas después de las elecciones generales en las que se definirá el rumbo de la Casa Rosada. La cotización supera las proyecciones oficiales que se plasmaron en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que confecciona el Central.

 

La suba de ayer coincidió con la decisión del Banco Central de habilitar otra baja en la tasa: adjudicó un total de $218.099 millones en Letras de Liquidez (Leliq) y dejó el rendimiento anual promedio en el 67,379% (0,32 puntos porcentuales menos que ayer). La contracción semanal asciende a 0,7365 puntos porcentuales.

Fueron cuatro días de altibajos para el dólar. Las primeras dos sesiones de la semana se depreció pero en las últimas dos recuperó terreno con fuerza hasta tocar nuevos máximos. Según los analistas del mercado, la demanda volvió a fortalecerse por la búsqueda de cobertura antes de las elecciones generales que este fin de semana se realizarán en Río Negro y las primarias en Chubut. El mercado espera que las urnas de esas provincias patagónicas permitan proyectar con mejor precisión la dimensión de la pelea que se librará en octubre, cuando el presidente Mauricio Macri buscará su reelección.

 

Dinero del Fondo

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional aprobó ayer un nuevo desembolso de US$ 10.800 millones que llegará en los próximos días al Tesoro, lo que dará un alivio financiero al Gobierno. El FMI dice que hay indicios de que la recesión “ha tocado fondo”, pero pide a la administración de Macri “prudencia en la ejecución de los gastos”. También advierte sobre la política para bajar la inflación. “Los resultados en términos de la inflación han decepcionado”.

La luz verde llegó luego de que el board analizara durante un encuentro ayer en Washington, los números de la economía argentina que le presentó el técnico Roberto Cardarelli, el jefe de la misión.

Así y en un comunicado difundido tras la reunión, que duró cerca de una hora y media, la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, dijo que “las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo respaldado por el FMI están dando fruto. El elevado déficit fiscal y en cuenta corriente —dos grandes vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera el año pasado— están disminuyendo. La actividad económica se contrajo en 2018, pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres. Sin embargo, la inflación sigue siendo elevada; las expectativas inflacionarias están aumentando y la inercia inflacionaria resulta difícil de quebrar”.

 

Lagarde agregó: “El gobierno argentino dio muestra de su determinación de asegurar que la relación deuda pública/PIB se encuentre en una trayectoria sostenible, reduciendo el déficit primario de 2018 por debajo de la meta fijada en el programa”.

Sin embargo, la directora gerente del Fondo lanzó una luz de alerta: “No obstante, a la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario. Es necesario redoblar los esfuerzos por mejorar el marco fiscal a mediano plazo y también la gestión de deuda.”

La reunión estuvo presidida por Lagarde. Los directores pudieron hacer preguntas específicas a los técnicos. Con el desembolso aprobado hoy, ya suman casi 40.000 millones de dólares los otorgados por el organismo, de un total previsto de 57.600. El FMI daría hasta diciembre, cuando se vence el mandato del presidente Mauricio Macri, 51.200 millones.