Economía Lunes, 14 de octubre de 2019

El dólar mayorista terminó la semana en su nivel más alto desde fines de agosto

Fue pese a que el Banco Central intervino en el mercado en forma continua para evitar que el billete se escape antes de las elecciones.

Por El Cronista especial para Los Andes

El dólar mayorista terminó la semana en su nivel más alto desde fines de agosto pasado, cuando el mal resultado que el Gobierno alcanzó en las elecciones PASO disparó el precio de la divisa.

En el MULC, el billete superó los $ 58 pese a las constantes intervenciones del Banco Central (BCRA) a lo largo de las cinco ruedas, en las que también ayudaron las ventas de la banca pública.

 

Si bien la suba del viernes fue acotada, el dólar mayorista terminó en los $ 58,05, 6,5 centavos por encima del cierre del jueves, el avance semanal fue de 32 centavos.

El dólar minorista cerró sin cambios a $ 59,50 en las pantallas del Banco Nación (BNA), aunque trepó 10 centavos en las últimas cinco sesiones.

El promedio entre bancos que realiza el Central fijó el precio en los $ 60,31, lo que refleja un avance de 22 centavos.

El volumen operado en el segmento de contado fue de u$s 327,838 millones, sin operaciones en el segmento de futuros MAE

El dólar blue se movió al alza a $ 63,50.

 

"Como viene ocurriendo últimamente, estamos en los montos más bajos operados diariamente, apenas un poco más de u$s 300 millones, teniendo en cuenta este momento particular previo a las elecciones presidenciales, que da para especular y retener las liquidaciones por el precio del dólar/peso, que los exportadores tienen en cuenta y esperan una posible suba del valor de las divisa, a pesar del aumento de la soja en los mercados internacionales, que está en los máximos anuales superando los u$s 340 la tonelada", señalaron desde ABC Mercado de Cambios.

La tasa en baja

La tasa promedio total del día, equivalente a la tasa de política monetaria cayó al 68.022% del 74.98% que había tocado el viernes de la semana anterior.

El monto total adjudicado fue de $ 212.416 millones, lo que representó una expansión de u$s 12.300 millones.

 

"La tasa de Leliq siguió en descenso hasta el 68% y podría llevar al BCRA a volver a evaluar el piso establecido", analizó el economista Gustavo Ber quien remarcó que "también las brechas vuelven a presentarse más presionadas".

"Toda vez que se extiende el drenaje de depósitos y reservas, una adversa dinámica que podría derivar a corto plazo en que se profundicen el control de cambios", apuntó.

Andrea Rivas