Sociedad Martes, 16 de abril de 2019

El día que Leonardo Favio dio a Los Andes la primicia de que sería director

La entrevista tuvo lugar durante una visita de artista al diario. No sólo se destacó su labor sino también la del productor Luis de Stefano.

Por Luciana Sabina - Historiadora

Un mendocino muy joven que estuvo desde su comienzo artístico girando en la gran órbita del cine nacional, se apresta a dar un paso decisivo en su carrera: dirigir su primera película de largometraje. Es Leonardo Favio. Veinticuatro años de edad”.

De este modo comienza el primer reportaje que Los Andes realizó a una de las grandes figuras del cine nacional, un 11 de marzo de 1963.

La entrevista tuvo lugar durante cierta visita de Favio a las instalaciones del diario. No sólo se destacó al artista sino también al productor del film: Luis de Stefano. Un viñatero mendocino, oriundo de San Martín, que por entonces contaba con treinta y dos años.

Se tocaron diversos aspectos que con los años fueron dando forma a la carrera de Leonardo. Especificó, por ejemplo, que su verdadera vocación era la de dirigir, siendo la actuación sólo un medio y seguiría siendo. 

Para aquél Favio veinteañero la virtud esencial del cine nacional era existir, lamentaba su “europeización”, así como el uso de desnudos innecesarios y confiaba en que vendrían tiempos mejores.

En cuanto al cine en nuestra provincia señaló “Mendoza está hecha para el cine. El cine aquí existe. Está en el aire, está en el clima, se mueve y se lo palpa. Pero no se concreta. Es sin duda la provincia más propicia de la Argentina para su cultivo”.

Lo que sí llegó a concretarse fue el proyecto que Favio presentó a los mendocinos eligiendo Los Andes. Tres años más tarde, su ópera prima vio la luz bajo el nombre de “Crónica de un niño solo”.

Para Jorge Zuhair Jury -hermano de Leonardo Favio- a partir de esta película se rompieron las reglas, cambió el lenguaje cinematográfico. Hasta entonces, eran películas de teléfono blanco.

Reviví este y otros contenidos a través de la cuenta de Twitter de Los Andes Archivo.