Sociedad Lunes, 2 de diciembre de 2019

El día en que No Te Va Gustar dedicó una canción a Corradi en Mendoza: "Se está por morir"

En 2016, la banda uruguaya le dedicó al cura recientemente condenado por los abusos en el Próvolo una canción sobre un sacerdote abusador.

Por Ignacio de la Rosa

La primera causa del Caso Próvolo dejó una histórica condena de la que precisamente hoy se cumple una semana. Los sacerdotes Nicola Corradi (83) y Horacio Corbacho (59) fueron condenados a 42 y 45 años de prisión, respectivamente, como autores de los delitos de abuso sexual y corrupción de menores. Todo estos episodios cometidos contra niños y niñas sordos y sordas que estaban internados en el instituto religioso Antonio Próvolo (Carrodilla) al momento en que fueron víctimas de los ataques.

No Te Va Gustar - Sólo vino (dedicado a Corradi)

El mundo habló y habla del caso. Pero no sólo a raíz de la condena; sino que desde hace 3 años y una semana, apenas se ventilaron los primeros detalles en la denuncia que destapó todo el 25 de noviembre de 2016. Dos semanas después de esta acción que ventiló los aberrantes hechos, la banda uruguaya No Te Va Gustar (NTVG) se presentó en la Fiesta de la Cerveza (Godoy Cruz) y le dedicó a Corradi el tema "Sólo vino", basado en hechos de abusos eclesiásticos. Y donde desean "mil noches de espanto" y "que sienta miedo el cura violador".

 

"Queremos dedicarla a Nicola Corradi, un sacerdote que primero hizo un montón de barbaries en Italia, después fue refugiado acá en Mendoza. Y por suerte ahora está preso y se está por morir", recitan antes de empezar a cantar, y mientras el público responde con aplausos y chiflidos dedicados al octogenario cura.

 

Sólo vino (No Te Va Gustar)

No hay nada más sagrado que la confianza de un niño;
es capaz de darlo todo por alguien que lo proteja.
Una palmada y un guiño, y se te cierra la reja.
Desde el infierno hasta el cielo se van a escuchar tus quejas

¿Y cómo hacemos con este soldado?
¿Quién se hace cargo de este pecador?
Yo le deseo mil noches de espanto,
que sienta miedo el cura violador

¿Qué ley divina te puso entre Dios y mi camino?
Dijiste darnos la sangre, pero era solo vino.
Tanta fe ciega en tus manos, y a ver, ¿quién te salva ahora?
No sirven rezos, ni llantos, ni el living de la señora.

¿Y cómo hacemos con este soldado?
¿Quién se hace cargo de este pecador?
Yo le deseo mil noches de espanto,
que sienta miedo el cura violador

¿Y cómo hacemos con este soldado?
¿Quién se hace cargo de este pecador?
Yo le deseo mil noches de espanto,
que sienta miedo el cura violador

Mil noches de espanto;
y miedo, mucho, mucho miedo.
Y se te cierra la reja.