Arquitectura Sábado, 7 de diciembre de 2019

El color en tus espacios interiores

Dentro del diseño de interiores, el color es uno de los elementos más importantes para obtener una atmósfera cálida y funcional.

Por Lic. Josefina Foti - Estudio Foti / Fuenzalida @fotiestudio

Como definición, lo primero que hay que dejar claro es que los colores no están en las cosas, están en la luz. Entonces, el hecho de ver un objeto rojo, naranja, amarillo, verde, azul, violeta o alguna combinación de éstos, es una cuestión de reflejo y absorción. Es decir, que las cosas las vemos así no porque son de esa tonalidad, sino porque rebotan ese color de la luz.

Ahora que conocemos el proceso físico del color, es momento de identificar la gran capacidad que posee el color en el diseño de interiores y de influir en las proporciones aparentes de cualquier espacio, desde la altura hasta la anchura, pasando por la profundidad. Pero no solo eso: los colores en el diseño de interiores también son capaces de modificar la percepción de la luz e influir en el ánimo de las personas.

No cabe duda de que el color en el diseño de interiores es un tema que hay que abordar con estrategia e inteligencia.

Cómo decidir los colores en el diseño de interiores de tu casa

La elección de un tono para los interiores no es una decisión fácil. Todo lo contrario, las diversas tonalidades que hay, tanto en pinturas para las paredes como en textiles para muebles y cortinas, son capaces de crear climas y estilos maravillosos o de arruinarlos. Esto es lo que debes tomar en cuenta para decidir los colores en el diseño de interiores:

- Tamaño de tu casa

- Iluminación natural

- Estilo que desees proyectar.

Elegir muy bien el estilo de una casa es muy importante, de ahí se desprende la gama cromática más adecuada. Por ejemplo: para ambientes rústicos o rurales los colores tierra van muy bien; mientras que para el estilo moderno lo óptimo es usar colores fuertes, y combinados de una manera.

Conocer la teoría del color

Hablar de colores no es algo nuevo en el mundo de la ciencia, por el contrario, hay una cantidad considerable de estudios que confirman que los colores tienen muchas implicaciones tanto en ambientes como en las personas.

De hecho, existe la teoría del color, que se ha encargado de colocar los pilares para sustentar que lo cromático puede hacernos sentir más alegres o melancólicos, motivarnos a consumir algo o rechazarlo de inmediato; esto en cuanto a las personas. Pero también en los ambientes tiene efectos, por ejemplo en los consultorios médicos un tono rosa o azul hará que la atmósfera sea más amigable.

Psicología del color en el diseño de interiores

En la introducción de este artículo sobre colores en el diseño de interiores te comentamos que el ánimo de las personas puede ser alterado por los tonos que tiñen las habitaciones, y es verdad, eso se ha comprobado con estudios en el campo de la psicología, de ahí que provenga el término "psicología del color".

Los estudios hechos en este campo de estudio han dedicado tiempo a analizar:

- Cómo las personas perciben y se comportan ante los distintos colores

- Las emociones que los colores suscitan en las personas.

Como resultados en la psicología del color se ha demostrado, por ejemplo, que el rojo aumenta el ritmo cardíaco, lo que a su vez, provoca un aumento de adrenalina y hace que los individuos experimenten mayor energía y entusiasmo.

Cómo combinar los colores en el diseño de interiores.

La combinación de colores es una de las máximas estrategias en el diseño de interiores. Aunque para hablar de ella es necesario entender cómo funcionan los colores, tanto individualmente como en armonía o contraste con otros.

Paso 1. Cada color se cataloga por temperaturas, es decir, se le denomina frío o cálido.

Paso 2. Los colores fríos son aquellos que transmiten una sensación de frescura y que van desde el verde más amarillento hasta el violeta pasando por el azul, que de hecho es el color emblemático, pues los tonos fríos son todos aquellos donde existe un subtono celeste.

Paso 3. Contrario a éstos, están los colores cálidos que son aquellos que resultan ser más acogedores a la vista. Van del rojo al amarillo, pasando por naranjas, marrones y dorados. El color clave aquí es el rojo; mientras más rojizo sea un color, se tornará más cálido.

Paso 4. Una vez identificada esta diferencia, podemos comenzar a hablar de combinación, y que ésta se centra en generar un equilibrio entre frescura y calidez, de ahí que la combinación exitosa tenga tonos relajantes, tranquilizantes y lejanos, pero también algunos excitantes, dinámicos y alegres.

Las paletas de colores

Ya que estamos hablando de combinaciones exitosas, no podemos dejar de destacar algunas paletas de color que son un rotundo éxito en el diseño de interiores. La clave está en la decisión sobre los colores correctos, pues de ellos depende que el interior sea lindo y atractivo.

- Paleta monocromática: consiste en seleccionar un color base y que el resto sólo sean degradaciones de éste.

- Paleta de sólo 2 ó 3 colores: en ocasiones es mejor apelar a la sencillez, es decir, combinar menos de tres colores, que uno sea fuerte y el otro o los otros dos claros para generar dimensiones.

Colores que provocan sensaciones

-Azul: productividad, calma

-Verde: serenidad, naturaleza, salud y abundancia

-Amarillo: energía, alegría

-Morado: relajación, riqueza, éxito y sabiduría

-Rojo: apetito, intensidad, pasión y violencia

-Rosa: calidez, romance

-Marrón: confianza, aburrido, práctico

-Naranja: precaución, entusiasmo

-Blanco: limpieza, iluminación, espacio, amplitud, pureza

-Negro: muerte, luto, elegancia.

Para resumir, resulta fundamental entender que el color afecta las propiedades visuales de los objetos, por lo que incide en su geometría, en sus dimensiones y cambia la percepción de profundidad. Además, puede alterar el peso aparente de las cosas, sugerir una textura distinta a la original y provocar prejuicio o rechazo.