Policiales Lunes, 22 de abril de 2019

El cocinero del Ara San Juan le advirtió a su esposa sobre la tragedia

La viuda de Ricardo Alfaro aseguró que sus últimas palabras tenían temor por no poder regresar. Pide celeridad en la causa.

Por Redacción LA

Andrea Mereles (38) era la esposa de Ricardo Alfaro (37), cocinero del Ara San Juan. Es una de las viudas que espera ser llamada a declarar ante la jueza Marta Yáñez, a cargo de la causa que investiga el hundimiento del submarino de la Armada Argentina.

En una entrevista que publica diario Río Negro, la mujer relató que las últimas palabras de su marido estaban llenas de temor por no poder regresar. “Me olvidé de decirte que te amaba mucho, te pido perdón sui alguna vez te hice daño. Nos vemos en diciembre, y si no vuelvo hacelos mierda”, se habría despedido Ricardo de Andrea el 25 de octubre de 2017 en Mar del Plata minutos antes de viajar hasta Ushuaia desde donde partiría el submarino.

 

Andrea Mereles relata que su marido ya no quería ser parte de la tripulación desde hacía tiempo, porque notaba varias falencias dentro de la embarcación. Incluso había pedido su traslado al norte del país. No obstante, la Armada le había prometido que este sería su último viaje a bordo del Ara San Juan y luego sería reubicado.

“Él era un militar muy obediente, pero no quería navegar más ahí. En el 2016 pidió el pase a Misiones y en el 2017 le salió el traslado para trabajar en Mar del Plata. Por lo que este hubiera sido su último viaje”, se lamentó.

 

“Le dije ‘no vayas si no querés, pero me contestó ‘me van a meter en cana’ y me pidió que llamara a un remís”, recuerda Andrea que se despidió de sus hijos y se fue.  “Me dio un beso se fue con el remís, pero hizo dos cuadras y volvió. Ahí me dijo que si no volvía no les perdonara nada a los de la Armada. Todavía no puedo creer lo que pasó”, repasó el último adiós antes de la tragedia.

Foto tomada con el celular de Alfaro, tras resultar herido por una válvula. | Gentileza - diario Río Negro

Mereles remarcó que la nave tenía falencias que le preocupaban a su esposo constantemente, incluso recordó que él le contara que en una expedición anterior los persiguió un submarino inglés. “Contó que habían visto a un barco hacer cosas ilegales –no me precisó qué- y se comunicaron con la base de Malvinas. Por eso a veces pienso que pasó algo más fuerte”, especuló la mujer del cocinero que es autor de imágenes de curaciones que debieron practicarle abordo producto de que saltara una válvula. Para Mereles todas las imágenes que tomó Alfaro son importantes para la causa, por lo que espera ser citada para declarar.