Economía Martes, 19 de noviembre de 2019

El Banco Central advirtió por primera vez sobre los "peligros" de las stablecoins

En el último Informe de Estabilidad Financiera, la autoridad monetaria advirtió que si se masifica el uso de este tipo de criptoactivos pued

Por El Cronista especial para Los Andes

En el último Informe de Estabilidad Financiera, el Central advirtió que si se masifica el uso de este tipo de criptoactivos puede generar riesgos similares a los de los depósitos en moneda extranjera.

Al igual que otros organismos pares en el resto del mundo, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) puso el ojo en el avance de los criptoactivos y cuál puede ser su impacto en el sistema financiero local. Más allá de la viabilidad de las monedas digitales más conocidas, el organismo estudia qué consecuencias podría tener el uso de las denominadas stablecoins, es decir una divisa digital que suele estar respaldada por una moneda fiat, alguna materia prima o una canasta de activos.

 

En su "Informe de Estabilidad Financiera", presentado en los últimos días, la autoridad monetaria dedicó todo un apartado para entender los posibles casos de uso de estas monedas y las amenazas que estos podrían conllevar. "Si bien las stablecoins aún no representan una fuente de riesgo financiero a nivel global, lo pueden alcanzar en un futuro no muy lejano", aseguró el estudio.

Entre los reparos que el Central enumeró frente a la creciente adopción de estos medios de pagos digitales, destacan "potenciales implicancias en materia de protección del consumidor y del inversor, privacidad y protección de los datos, prevención del lavado de activos y el financiamiento al terrorismo, evasión y elusión fiscal, política de competencia leal y antimonopolio, integridad del mercado, gobernanza sólida y probabilidad de escalar globalmente de forma repentina, haciendo necesario su adecuado y oportuno monitoreo".

 

Sobre todo, los analistas del Central advirtieron que si se masifica el uso de este tipo de criptoactivos corren riesgo los depósitos bancarios. "Bajo determinadas características de oferta, un aumento de la demanda relativa de las stablecoins podría disminuir la demanda de medios de pago tradicionales como el dinero en efectivo o los depósitos bancarios. Además, ante una posible pérdida de confianza respecto a una stablecoin cuyo respaldo en moneda fiduciaria o activos no correspondiera al total emitido, podrían tener lugar salidas repentinas de depósitos de estos activos estables. Esta situación podría generar eventos de tensión con características similares a los que ocurren durante una salida de depósitos bancarios", aseguró.

 

Todas estas cuestiones fueron planteadas por los Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales de los países del G20 que solicitaron al FMI, en conjunto con otros organismos internacionales, continuar avanzando en el monitoreo y análisis de los potenciales riesgos que las stablecoins pueden acarrear a nivel global.

Ana Clara Pedotti