Sociedad Jueves, 23 de enero de 2020 | Edición impresa

El 30% de las farmacias en Mendoza no recibe Pami

Las entidades que agrupan a estos comercios estiman que unos 200 ya no pueden solventar la venta ni pagar a droguerías. 

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Por estos días, alrededor de 200 farmacias no reciben Pami en Mendoza. Se trata del 30% del total y el trasfondo es que la obra social de los jubilados mantiene con ellas una deuda y por ello ya no pueden solventar la entrega de medicamentos.

Pero además, las cámaras y federaciones de farmacias de todo el país advirtieron que podrían suspender la atención en todas las prestadoras del servicio, dado que la entidad ha acumulado demoras en los pagos desde septiembre.

 

Mario Balestra, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza señaló que, a partir del diálogo con las droguerías de la provincia, saben que en torno al 40% está teniendo dificultades para pagar y por ello están atrasadas.

En estas circunstancias, “la normal atención del paciente de Pami hoy no está garantizada, tienen que ir de una farmacia a otra”, destacó. 

 

Balestra detalló que ellos pagan los medicamentos cada 14 días.  

“Ninguna farmacia quiere suspender la atención de Pami pero hay imposibilidad de atender en condiciones normales. El abuelo es una parte muy delicada de la sociedad y, como entidades de salud, estamos obligados y ligados a la salud de nuestros pacientes”, subrayó.

El referente de esta entidad que nuclea alrededor del 65% de las farmacias de la provincia señaló que todo el sector farmacéutico está en la misma situación. Expresó que no tienen posibilidades financieras de sostener esto y que, si no tienen una respuesta favorable, tal cual se han manifestado otras entidades a nivel nacional, se verán obligados a dejar de recibir esta demanda.

 

Una más y van...

No es la primera vez que se presenta esta amenaza. Cada tanto los afiliados de Pami afrontan estas situaciones. De hecho, el advertir sobre el corte de prestaciones es un recurso habitual de diversas entidades que prestan servicios de salud y que no reciben sus pagos en tiempo y forma. 

“Siempre que hay cambio de color político hay un reordenamiento, quieren rever el número y tratamos de tener paciencia pero ya esto nos excede”, apuntó Balestra.

 

Héctor Carmona, secretario de la Cámara de Farmacias de Mendoza explicó que el convenio vigente se firmó a nivel nacional en marzo de 2019. Suele pagarse a los 15 días de manera escalonada y se completa dentro de los 60 días posteriores. 

Dijo que durante el año todo había estado bien hasta septiembre y, de algún modo, deslizó la influencia del contexto de elecciones.

“Pami es una obra social nacional y la situación es la misma en todo el país. Hay una deuda desde septiembre; hemos cobrado una parte de ese mes, una parte de octubre y una parte de noviembre, pero esos porcentajes que faltan hacen una suma importante”, detalló Carmona.

 

Dijo que han prometido que al menos una quincena de diciembre se pagará ahora pero además quedó un remanente de agosto de 2018.

“La gestión que ha ingresado ahora en Pami ha reconocido la deuda porque tenían que analizarla, como pasa con todos los cambios de gobierno”, mencionó.

Desde la Cámara de Farmacias de Mendoza aseguraron que, por otra parte, la obra social había presentado una propuesta que no satisfizo a los farmacéuticos, por lo que esperan que en las reuniones que se están realizando se logre un acercamiento.

 

En cuanto a la atención, la mantienen quienes tienen créditos más grandes con las droguerías, mientras que han debido suspenderla quienes ya lo agotaron.

Desde Pami no se pudo obtener una respuesta ya que informaron que, por el cambio de gestión, aún no han asumido las nuevas autoridades.

 

La amenaza permanente

En septiembre de 2019, médicos y afiliados de Chaco ya denunciaban que se habían suspendido prestaciones médicas e internaciones de Pami. En tanto, 200 laboratorios clínicos privados de la Ciudad de Buenos Aires le exigían al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados una actualización de los valores.

 Pero los memoriosos sabrán que este tire y afloje -con los afiliados de rehenes- es un ritual que se repite. Por dar ejemplos, en abril de 2016 las entidades farmacéuticas del país amenazaron también con la suspensión del expendio de medicamentos a afiliados a Pami.

 

En febrero de 2017 fueron las ópticas de varias provincias las que apuntaron en el mismo sentido por una deuda y actualización de valores.

Unos meses después, en diciembre de 2017, también sufrieron la amenaza de no poder acceder a diálisis.

Pero no es una cuestión reciente, un poco más lejos -en agosto de 2004-, se suspendió la atención en clínicas con dispar acatamiento.

 

Esto sólo por mencionar algunos ejemplos, mientras que en la práctica las medidas suelen no concretarse o durar poco tiempo.

Es la obra social con más afiliados en  Latinoamérica

Pami tiene en Mendoza más de 200.000 afiliados.  Es la obra social más grande de Latinoamérica, según destacaron desde la entidad. 

 

En el país cuenta con 5 millones de beneficiarios. Sin embargo, en la provincia no está en el “top” del podio, allí está OSEP, la prestadora de los empleados públicos que ronda los 400.000 afiliados.

Claves

La deuda que mantiene Pami con los farmacéuticos data de septiembre de 2019. Aseguran que han cobrado sólo una parte de ese mes, una fracción de octubre y otra de noviembre del año pasado. 

 


 
Al menos una quincena de diciembre del año pasado se pagará en los próximos días, según les prometieron a dueños de farmacias desde la obra social. Además existe un remanente de agosto de 2018.