Salud Jueves, 20 de junio de 2019

El 20% de los mendocinos es donante voluntario de sangre

El porcentaje es muy bajo, ya que se espera que el 60% de la población lo sea.

Por ello, se busca visibilizar la necesidad de contar con donantes voluntarios y habituales de sangre para abastecer al sistema público de salud provincial. Actualmente hay 18.000 donantes al año y sólo el 20 por ciento es voluntario. Todas las unidades provenientes de los hospitales públicos de la provincia se fraccionan en el Centro Regional de Hemoterapia - CRH, lo que hace una suma total de 1.600 al mes.

La sangre es un recurso importante e irremplazable en una serie de tratamientos. Permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales y realizar procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. Del mismo modo, cumple una función esencial en la atención materna y perinatal.

Al respecto, la ministro Elizabeth Crescitelli declaró: “Sólo el 20 por ciento de la población mendocina es donante. La donación es lo que posibilita tener una sangre segura y sus productos. Apostamos por aumentar ese número de donantes. En este sentido, nos enorgullece contar con el Centro Regional de Hemoterapia, felicito a todo el equipo que trabaja allí”, indicó la ministra.

Día Internacional del Donante de Sangre      

La Asamblea Mundial de la Salud designó que el 14 de junio de cada año se celebre este día, como muestra de reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes voluntarios de sangre de todo el mundo. La fecha conmemora el nacimiento de Karl Landsteiner, patólogo y biólogo austríaco que descubrió los grupos sanguíneos ABO.

¿Quiénes pueden donar?

Cualquier persona sana, mayor de 18 años (hasta 65), que pese más de 50 kg puede hacerlo. Las mujeres pueden donar cada 4 meses, mientras que los hombre pueden hacerlo cada tres.

Donar sangre es seguro, ya que todo el material utilizado es estéril y se utiliza una sola vez. El proceso dura alrededor de 20 minutos y no requiere ayuno previo. Todas las donaciones son analizadas para evitar la transmisión de enfermedades causadas por agentes patógenos: hepatitis, VIH, Chagas, brucelosis, sífilis y otras.

Luego de la extracción, la sangre es dividida en sus tres componentes principales: glóbulos rojos, plasma y plaquetas, que se transfundirán a cada enfermo en función de sus necesidades. Existe un cuarto componente de la sangre (crioprecipitado), derivado del plasma, que contiene factores para la coagulación de la sangre necesarios para tratar enfermedades como la hemofilia y para realizar trasplantes. Por eso se dice con una donación se pueden salvar hasta cuatro vidas.

La sangre no sólo no se puede fabricar sino que tampoco se puede almacenar indefinidamente. Las plaquetas, que sirven para la coagulación, se tienen que utilizar antes de cinco días de la donación, mientras que los glóbulos rojos tienen que transfundirse antes de 42 días, y el plasma, antes de un año.

Con una bolsa de sangre (450 ml) se pueden salvar cuatro vidas. Por eso hay que donar sangre y hacerlo a menudo. Es necesario comprometerse a donar durante todo el año si se quiere mantener un suministro suficiente y lograr la autosuficiencia provincial.

Para donar sangre, se pueden acercar al Centro Regional de Hemoterapia, Garibaldi y Montecaseros, de lunes a viernes de 8 a 15. También se puede en los siguientes hospitales, de lunes a viernes de 7 a 10:

Hospital Carrillo, Las Heras.

Hospital Notti, Guaymallén.

Hospital Paroissien, Maipú.

Hospital Perrupato, San Martín.

Hospital Las Heras, Tupungato.

Hospital Saporiti, Rivadavia.

Hospital Scaravelli, Tunuyán.

Hospital Tagarelli, San Carlos.

Hospital Schestakow, San Rafael.

Hospital Enfermeros Argentinos, General Alvear.

Hospital Regional Malargüe, Malargüe.