Espectáculos Martes, 23 de abril de 2019 | Edición impresa

“Egrégora”: un cancionero del arte que florece en el desierto

Los artistas de El Gran Maizal relatan su historia autogestiva y la búsqueda incesante de una identidad local.

Por Patricia Slukich - pslukich@losandes.com.ar

El mayor déficit para el arte local reside en la ausencia de espectadores o interesados en recorrer las obras artísticas que los mendocinos tienen para mostrar.

Y, aunque el obstáculo es enorme, los creadores locales no dejan de trabajar y honrar al oficio. Producen: a como dé lugar.

 

Gracias a esa persistencia contra todo es que surgen espacios que, aunque los mendocinos no se den cuenta, le cambian la fisonomía a nuestro territorio cultural: lo agigantan, lo complejizan, lo vuelven más interesante, lo nutren de identidad y diferencia.

Entre esas patriadas casi en solitario las distintas generaciones de artistas locales buscan las formas de que vos: sí, vos, sepas que ellos no solo están vivos sino que producen, y siguen, y siguen, y siguen... Casi en carácter de milagro.

 

Así, la producción artística y musical -las artes escénicas- prueban en salas semivacías, de pocos espectadores, y a precios que ningún otro artista imaginaría cobrar, seducir a los mendocinos que no quieren arriesgar ni un mínimo del confort conocido para ampliar su conocimiento del mundo.

Documental “Egrégora”

Los que ya “se arriesgaron” y entendieron que muchas de las obras con las que se encontrarán no pueden ser consumidas en la “megalópolis centralista que es nuestra Buenos Aires mental”, que son buenas, que son nuestras, que nos conmueven. Entonces, vuelven.

 

En esta tarea, casi de héroes, que es convencer a un montañés cerrado y tradicional de que el mundo en el que vive es más que un shopping, la tecnología es una herramienta valiosa. Y los artistas jóvenes saben cómo usarla.

Por eso el colectivo artístico El Gran Maizal, un grupo inquieto que surgió en 2014, se ha valido de ella para dar a conocer sus ganas, por dónde andan las búsquedas y quiénes son y qué hacen sus integrantes.

 

Así, se les ocurrió difundir todo eso a través de la presentación de “Egrégora” (2019), un proyecto audiovisual de tipo entrevista/documental, que refleja el discurso de ocho cantautores mendocinos más una artista plástica.

Recordemos estos nombres, quienes componen esta bella plataforma creativa: Marcos Babar, Camila Millán, Facundo Cué, Lucía Miremont, Pruno Balero, Bru-Né, Maimará Bracamonte, Hernán Gutiérrez y Jerusalén Armayor.

 

“Además de nutrir el cancionero cuyano, este registro pretende generar la percepción de un ‘nosotros’, como habitantes de una misma tierra y en constante relación con quienes nos rodean”, dice la información que acompaña al documental de una hora y cuarenta minutos.

Las entrevistas están enfocadas en visibilizar aquellos pensamientos, ideas, sentimientos y acciones destinadas a promover el arte en la comunidad mendocina, desde la óptica de los hacedores culturales que llevan adelante su actividad en la provincia”, completa.

 

Tal es el empeño de El Gran Maizal, que no solo reúne a artistas sino que gestiona actividades culturales.

Es usina de canciones y de encuentros itinerantes como la “Matertulia”. Miralos, conocelos, animate: rompé la muralla de roca que no deja ver el paisaje.