Opinión Jueves, 12 de septiembre de 2019 | Edición impresa

EEUU y su soberanía digital ante China - Por Rodolfo Vacarezza

Por Rodolfo Vacarezza - Licenciado en Relaciones Internacionales

La confrontación entre los EEUU y China se enmarca en un proceso de sustitución de un poder hegemónico por otro, en el que Washington pone en juego su supremacía* y una de sus manifestaciones es la llamada “guerra comercial/arancelaria” en curso.-  

De continuar las tendencias actuales, en algún momento, se pasará a una nueva era en la historia universal, con China como poder hegemónico. Ese proceso ya trasladó el eje del poder económico y tecnológico del mundo a la cuenca del Pacífico. 

Los EEUU y en especial la administración Trump, han comprendido esto y buscan revertirlo  preservando fundamentalmente su soberanía digital**. Se entiende por tal un conjunto amplio de capacidades tecnológicas basadas en la digitalización; la inteligencia artificial (IA) y el big data. Ese acervo está concentrado, según el analista Jorge Castro, en las cinco grandes high tech (Apple, Google, Microsoft, Amazon, Facebook) y las creaciones de Silicon Valley. Se afirma también que no basta poseer esas capacidades, es necesario estar a la vanguardia de las mismas; se debe tener la supremacía de las tecnologías en la nube. Asimismo, resulta fundamental para la seguridad nacional todo lo relativo a la recopilación y almacenamiento de datos. 

En ese orden de cosas, y en el marco de la “guerra comercial” con Pekín, se deben entender las sanciones al gigante asiático de la tecnología móvil Huawei, impidiendo la compra de equipos por parte de las agencias públicas norteamericanas de los mismos; los reparos a firmar un acuerdo comercial amplio sin que se den garantías suficientes de protección a la tecnología norteamericana; reclamando la repatriación de las industrias nacionales instaladas en China; etc. 

Entonces adquiere relevancia la ciberseguridad nacional y se relativiza el poder militar convencional y aún el nuclear.  

Las “sociedades abiertas”  -Occidente en general- están en desventaja en esta tendencia global, porque cualquier atisbo de control del ciberespacio, y por ello a la privacidad del individuo, atenta contra principios básicos de aquellas sociedades; por lo que los estados no democráticos, China en este caso, se constituyen en poderosos adversarios en el área. 

*Así el analista internacional Jorge Castro que destaca el informe: “Estrategia de Seguridad Nacional” de diciembre de 2017, que fija con nitidez que EE.UU. disputa el poder mundial con China. En “La verdadera pelea entre China y los EE.UU. es por la inversión en tecnología”. Diario Clarín del 24.06.18.  

**Término utilizado por el político alemán Joschka Fischer en el artículo ¿Quién liderará el siglo XXI?, aparecido en diario El País el 26/08/19, en referencia a la Unión Europea.