Mundo Miércoles, 14 de agosto de 2019 | Edición impresa

EEUU retrasa aranceles a algunos productos chinos

Donald Trump, decidió postergar hasta el 15 de diciembre la suba de gravámenes a celulares, computadoras, ropa y calzado, entre otros.

Por Redacción LA

El Gobierno de Estados Unidos anunció que decidió retrasar parte de la subida de aranceles del 10 por ciento a productos chinos, que tenían que entrar en vigor el próximo 1 de septiembre, hasta el 15 de diciembre.

“Se ha determinado que los aranceles deben retrasarse hasta el 15 de diciembre para ciertos artículos”, señaló la Oficina del Representante de Comercio Exterior de Estados Unidos (USTR) en un comunicado.

 

Los productos de este grupo incluyen, por ejemplo, teléfonos celulares, computadoras portátiles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de computadora y algunos artículos de calzado y ropa.

Sin embargo, para algunos bienes los aranceles sí entrarán en vigor a partir del primer día de septiembre, aunque el Gobierno estadounidense no dio más detalles.

 

La USTR también informó que algunos productos se han eliminado del listado de bienes que serán sancionados con gravámenes por motivos de “salud, seguridad, seguridad nacional y otros factores”, pero no especificó cuáles, informó la agencia de noticias EFE.

De acuerdo con la oficina comercial, en las próximas horas se publicará una lista en la que aparezcan los productos que quedarán exentos de aranceles y los que no serán castigados hasta el 15 de diciembre.

EE.UU. advirtió el pasado 1 de agosto de la imposición de nuevos aranceles del 10 por ciento sobre importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, a pesar de que las negociaciones comerciales entre los dos países siguen en pie.

 

Algunos expertos han señalado que la decisión anunciada ayer, que fue muy bien recibida por las bolsas de Wall Street, refleja la creciente preocupación en el Ejecutivo del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el impacto de la guerra comercial con Beijing en la economía de EE.UU.

Acusación

El anuncio del retraso de los gravámenes llega el mismo día en el que Trump acusó a China de no haber comprado los productos agrícolas que habían pactado en sus rondas de negociaciones comerciales.

“Como de costumbre, China dijo que iban a comprar a lo grande a nuestros grandes agricultores estadounidenses. Hasta ahora no han hecho lo que dijeron. ¡Quizás esta vez sea diferente!”, apuntó el mandatario en su cuenta de Twitter.

“Mediante la masiva devaluación de su moneda e inyectando vastas sumas de dinero en su sistema, las decenas de miles de millones de dólares que EE.UU. está recibiendo es un regalo de China. Los precios no suben, no hay inflación. Los granjeros consiguen más de lo que gastaría China”, sostuvo el mandatario. 

Trump había agregado la semana pasada más incertidumbre a las negociaciones con China sobre un hipotético acuerdo comercial entre ambas potencias económicas y amagó con cancelar la ronda de conversaciones con Beijing prevista para septiembre.

En los últimos días, Trump se ha mostrado muy crítico también con el Gobierno chino por devaluar su moneda frente al dólar a un nivel clave no visto desde 2008.

“China bajó el precio de su moneda a un mínimo histórico. Eso se llama manipulación económica. ¿Estás escuchando Reserva Federal? Es una violación importante que debilitará a China”, había dicho.

Presión demócrata a Trump por las armas

Los demócratas presionan desde varios frentes al presidente Donald Trump y al líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, para que tomen medidas para contener las armas de fuego y a supremacistas blancos después de los dos tiroteos de este mes. Según trascendió, tanto Trump como McConnell expresaron una mayor disposición a aprobar medidas que impongan límites a las armas de fuego tras los tiroteos consecutivos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, pero sus decisiones se basarán en la opinión de los republicanos, no las tácticas de presión de los demócratas.

 

Cronología

Punto de partida. En marzo de 2018, EE.UU. anunció la suba de aranceles a productos chinos por 50 mil millones de dólares. China respondió semanas después con gravámenes por el mismo monto. 
 
Conversaciones. En junio del año pasado se realizaron negociaciones entre representantes de ambos países, que no llegaron a buen puerto. La escalada de tensión siguió por el resto del año. 

 


 
Tensión y paz. Este año, la escalada aumentó con el bloqueo a  Huawei. Tras la Cumbre del G-20 en Osaka, llegó una frágil tregua, que a comienzos de agosto se quebró por la imposición de nuevos aranceles y la devaluación del yuan. Ayer, se postergaron los gravámenes. 

Acusan a China de desplazar tropas a Hong Kong

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que la inteligencia de su país le ha informado que China está desplazando tropas a la frontera con Hong Kong y pidió calma, en medio de crecientes protestas prodemocráticas en el territorio semiautónomo chino.

 

En su cuenta de Twitter, Trump dijo que no podía entender por qué mucha gente lo culpa a él o a su gobierno por las revueltas en Hong Kong, luego de que la Cancillería china, enojada por una reunión de un diplomático estadounidense con líderes de las protestas, pidiera a Estados Unidos que no se entrometiera en sus cuestiones internas.

“Nuestra inteligencia nos ha informado que el Gobierno Chino está moviendo tropas a la Frontera con Hong Kong. Todos deben estar calmos y seguros!”, dijo Trump en Twitter.

 

“Muchos me culpan a mí, y a Estados Unidos, por los problemas que están sucediendo en Hong Kong No puedo imaginarme por qué”, agregó.

Las manifestaciones comenzaron hace 10 semanas por la oposición a una ley que habría permitido extradiciones a China, pero rápidamente se convirtieron en una batalla para revertir un retroceso en los derechos y las libertades en la sureña ciudad china.

 

Ayer hubo enfrentamientos en el aeropuerto entre manifestantes y la policía, lo que provocó la cancelación de más de 200 vuelos y el cierre temporal de la terminal aeroportuaria.