Sociedad Viernes, 20 de julio de 2018

Ecoparque: se entregaron los primeros animales del Programa de Adopción Responsable

Se trata de 29 ejemplares (llamas y gansos) que estarán en un predio ubicado en El Challao. Cerca de 1.000 animales ya tienen adoptantes.

Por Redacción LA

Ayer comenzó la entrega de los primeros 29 animales del Ecoparque, a través del protocolo de Adopción Responsables de Animales de la Dirección Ecoparque Mendoza, regulado por la resolución 48/2018 de SAYOT. Hasta el momento se derivaron nueve llamas y 20 gansos comunes, que serán llevados a un predio que cumple con todos los requisitos necesarios para la adopción ubicado en El Challao, Las Heras.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, manifestó: “Gracias a la gran experiencia que tienen los miembros del Consejo Consultivo de Ecoparque en el cuidado de animales y en otros procesos de adopción se ha podido avanzar de manera muy rigurosa y ordenada en la selección de los candidatos”.

El funcionario contó que en un lapso de apenas dos meses y medio, el Consejo Consultivo visitó casi el 80% de los preliminarmente aprobados a través de la inscripción online. De los mismos, 68 candidatos resultaron aprobados hasta la fecha, a los que está previsto entregarles unos 1.000 animales.

Durante el corto lapso que duró la primera etapa de recepción de solicitudes, durante fines de marzo y principios de abril, fueron recepcionadas 160 solicitudes que suman un pedido total de más de 5.000 animales de corral al Ecoparque.

A partir de las solicitudes recibidas, los miembros del Consejo Consultivo del Ecoparque Mendoza comenzaron a realizar un intenso trabajo de relevamiento territorial que incluye, entre otras tareas, el estudio de las condiciones técnicas y logísticas que ofrece cada aspirante a adoptante responsable para adquirir ejemplares que actualmente habitan en el antiguo zoológico. Con los datos relevados en los diferentes campos y predios que ofrece cada adoptante, se realizaron meticulosos informes y evaluaciones para seleccionar a los finalistas determinando qué tipo y cantidades de animales se les entregará en adopción.

Sofía Gonzales, la primera adoptante que ya recibió a los 29 animales, declaró: “Tenemos una vasta experiencia con llamas en el pedemonte mendocino y en el Bolsón de Rio Negro y reafirmamos que la llama es el animal ecológicamente correcto para el ambiente piedemontano. Nuestra intención, a lago plazo es concientizar a los pobladores que la llama es mucho mejor para estas zonas que otros animales”.

Gonzales explicó que la llama tiene gran capacidad de adaptación y no rompe ni erosiona el suelo tal como sucede con otras especies caprinos y vacunos.

“Vivimos en un puesto ubicado en el pedemonte, casi en precordillera en Las Heras, donde funciona actualmente un Centro de Permacultura y Ecoturismo Rural que tiene con todas las características para poder tener estos animales en su hábitat natural donde podrán estar pastando libremente”, señaló.

En referencia al proceso de adopción, Sofía destacó que se estableció una comunicación muy fluida y directa con Ecoparque para avanzar en cada paso del proceso.

Por otro lado, la directora de Ecoparque, Mariana Caram, detalló: “Algunos miembros del consejo llevan más de 20 años en la defensa de las especies, tienen muchísima experiencia en el campo, viajan y realizan operativos de fauna. Incluso varios de ellos son inspectores ad honorem del departamento de Fauna dependiente de la Dirección de Recursos Naturales Renovables”.

“Tienen amplia experiencia y la capacidad de ver no solo las locaciones de los futuros aspirantes a adoptantes, sino si el entorno es peligroso, si hay posibilidades que haya cazadores furtivos o especies que puedan amenazar a los animales a entregar”, precisó Caram.

 

Y añadió: “Otros miembros trabajan en programas de adopción en otros lugares y contribuyen con su expertise en cuanto a los protocolos a seguir y cómo dejar plasmadas las evaluaciones in situ. Esto ha ayudado mucho que la preselección se haya realizado con una alta calidad y en un tiempo récord de dos meses y medio. Recordemos que el criterio desde el comienzo fue el de no entregar animales en ningún predio que no hubiera recibido una visita previa de evaluación.”

A la fecha han encontrado nuevo hogar 1.000 animales, que serán derivados a los candidatos que fueron aprobados luego de la visita a los campos. Esto significa que alrededor del 60% de los animales en adopción ya tienen nuevo hogar.

De todas las especies en adopción, han encontrado adoptante el 100% de los ponis, llamas, pavos reales, gallinas de guinea, faisanes, patos, búfalos de la India y cabras de angora. Además, más del 70% de las siguientes especies ya tienen asignado un hogar: gamos blancos y pintados, ovejas de Jacob y somalíes.

Los animales serán derivados en los próximos dos meses, luego de que se complete la documentación, se firmen los acuerdos y los adoptantes completen los requerimientos de infraestructura adicionales que se solicitaron durante las visitas.

 

“En un principio se había puesto un tope de 1.200 animales a entregar a adopción pero debido a la tan buena recepción en la sociedad que  tuvo la convocatoria nos atrevemos a sacar los 1.800 ejemplares. Al día de hoy ya estamos al 60% con un total de 1.000 animales que ya tienen adoptante. La salida está condicionada a que realicen arreglos y construcción de corrales, la mayoría de los interesados los construyen una vez confirmada la adopción”, concluyó Caram.

Leandro Fruitos, de la Fundación Defensa Vegana en alianza con la Fundación Franz Weber y Asociación Animalista Liberaly, y miembro del Consejo Consultivo Ecoparque, subrayó que la primera instancia del Proceso de Adopción responsable del Ecoparque es una experiencia ejemplificadora y educadora, no solo para las instituciones mendocinas sino para otras instituciones zoológicas del mundo.

“Es la primera experiencia de adopción responsable de animales que se implementa en un ex zoológico. En ese sentido hay que destacar la decisión política de llevar a cabo este tipo de mecanismo para garantizar el destino seguro de los animales y su máximo bienestar”, destacó.

Fruitos describió la gran predisposición por parte de los mendocinos en querer dar un hogar a los animales.

 

“Han sido algo más de dos meses de intenso trabajo con más de ocho organizaciones involucradas realizando un esfuerzo logístico muy intenso. Esto habla de la responsabilidad de la actual gestión de gobierno y de las instituciones que somos parte del Consejo para que las adopciones responsables sean garantía de bienestar y seguridad de los animales”, dijo.

El Programa de Adopción Responsable de Animales

Los solicitantes son establecimientos públicos o privados que demuestren tener certificaciones de calidad y protocolos que aseguren el bienestar de estos seres, o a particulares que aseguren la protección del bienestar animal según los criterios establecidos en la ley provincial 8.945/16.

Este procedimiento se lleva a cabo mediante un proceso controlado que incluye el seguimiento de las condiciones de vida de esos animales en el futuro.

Los adoptantes pueden ser personas físicas o jurídicas, con domicilio legal preferentemente en la provincia de Mendoza. También se permitirá el registro de adoptantes cuyos establecimientos estén ubicados en otras circunscripciones.

La responsabilidad establecida como “adoptante responsable” se manifiesta en las condiciones que deberán cumplir los adoptantes y los establecimientos para asegurar la calidad de vida de los animales recibidos en adopción, así como el cumplimiento de las obligaciones administrativas y la responsabilidad civil inherente a su tenencia. Los establecimientos inscriptos deberán cumplir con las especificaciones técnicas necesarias para garantizar la calidad de vida de los animales hasta su muerte natural, según las condiciones establecidas en la Ley 8945 y Decreto Reglamentario 451/17, para ser aprobados como sitios aptos para la recepción de la fauna.