Economía Martes, 5 de marzo de 2019

Dónde posicionarse en marzo para salir del mes ileso

Cómo conviene armar la cartera ante una inflación todavía alta, un dólar más cerca del piso de la banda y tasas alrededor del 50%

Por El Cronista especial para Los Andes

Empieza marzo y los inversores esperan en el arranque del mes datos de inflación que serán otra vez altos. El propio presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, reconoció que el número será malo y si bien el mercado ya lo tenía descontado, busca ahora cómo capitalizarlo y transformarlo en ganancias.

El tercer mes del año arranca además con un dólar otra vez más cercano al piso de la zona de no intervención que del techo y una tasa alrededor del 50%. Ante este escenario, El Cronista consultó a analistas de mercado para saber cuáles son las mejores opciones para posicionarse en marzo y las coincidencias se dieron en torno a permanecer en opciones atadas a la inflación.

El economista Diego Martínez Burzaco planteó que "a priori está claro que la inflación va a seguir bastante alta", por lo que aconsejó "priorizar cualquier activo financiero indexado a la inflación, desde lo más básico como el plazo fijo UVA -que paga un margen diferencial arriba de la inflación- o los bonos en pesos ajustables por CER, entre los que el PR13 es el más atractivo".

"Obviamente que lo que tenemos que mirar es el tipo de cambio, si bien va a haber oferta de dólares importantes del FMI y de la cosecha, yo no termino de comprar la idea de que vamos a tener un dólar tranquilo y quieto durante 2019, ya que las elecciones presidenciales van a generar un ruido importante debido a que son unas elecciones con final abierto", analizó.

Ante este panorama, instó a aprovechar también si hay una licitación de Letes en dólares al 4,5% que tenga vencimiento antes de las elecciones de octubre", mientras que en la parte en pesos llamó a "priorizar activos ajustados a inflación con UVA o CER, a la espera de que los activos de renta fija que no tienen ajuste vuelvan a recuperar terreno, en la medida de que la Leliq se mantenga en niveles nominales altos, lo que podría generar una recuperación de las Lecap y cualquier otro activo en pesos a tasa fija".

En la misma línea, Gustavo Neffa de Research for Traders planteó que "en un contexto de inflación alta y tipo de cambio controlado la sugerencia es dolarizar no más del 50% de la cartera y con el otro 50% con las Lecap con vencimiento abril o mayo, ya que hay buena liquidez y los rendimientos son de entre 35 y 38%, ya que son una recomendación para posicionarse a corto plazo en pesos".

"Seguimos optimistas a corto plazo con las inversiones en pesos, porque vemos al Central interviniendo con la venta de dólares cuando sube la volatilidad y secando la plaza de pesos", remarcó y sumó a los bonos atados a CER TC21 y TC20 y el Botapo que es un bono atado a la política monetaria y es cortito va a 2020", detalló.

Acciones y bonos provinciales

También señaló a los bonos provinciales, entre los que destacó a las de la Provincia de Buenos Aires como las de mejor rendimiento aunque alertó que son "menos líquidas" y recordó "de las Lecap se puede entrar y salir de las letras provinciales no".

En dólares manifestó entre las alternativas el AO20, que rinde mas del 9%, Bonar 2020 y el 2024, este último que amortiza en mayo la quinta parte del capital y rinde más del 9,5%. "Más allá de 2024 no recomendamos bonos argentinos ya que el riesgo es bastante alto", aclaró.

Dentro de la cartera de renta fija consideró que una mitad debería posicionarse en Letes en dólares, ya que subrayó "no le vemos ningún riesgo de acá a fin de año y es una excelente alternativa".

En cuanto a acciones, consideró que son atractivas las que ingresen al MSCI y destacó en especial al Banco Galicia e YPF como "dos apuestas ganadoras a corto plazo", a las que sumó también a Transener y Banco Macro.

Federico Furiase, economista y director de Estudio EcoGo, sostuvo que para marzo "tendría una cartera diversificada dado que el equilibrio dólar/tasa está muy fino frente a la incertidumbre política local y la volatilidad del mercado internacional".

"Vamos a tener una inflación más alta de lo esperado en febrero y los próximos meses, a pesar de la política monetaria contractiva, por la inercia de las paritarias y la suba de tarifas, con lo cual me gustan los bonos con ajuste por inflación que rinden tasas reales de 7% más CER, aprovechando el rezago del CER para captar la inflación alta de febrero, dado el riesgo de suba de tasas para un BCRA que tiene que sobre cumplir las metas de marzo, abril y mayo que implica para una cartera con exposición en instrumentos en pesos a tasa fija", agregó.

Furiase señaló en tanto que para la parte en dólares optaría por "bonos cortos en rendimientos en torno al 10%, con precios con menor sensibilidad a los movimientos de la tasa del mercado dada la menor duration en un año de incertidumbre electoral y el alto devengamiento de cupón a precios de entrada por debajo de la paridad en un año donde los dólares del FMI alejan los fantasmas de default ".

Los analistas de Balanz recomendaron una cartera para marzo posicionada 75% en dólares y 25% en pesos. En este sentido, entre las alternativas en moneda argentina enumeraron "los bonos que ajustan por CER. El referente que destacamos entre estos instrumentos es el Boncer 2020 (TC20), que cerró la semana en 8,75% por sobre la inflación".

En tanto, para pararse sobre moneda norteamericana, eligieron dos bonos soberanos como el Bonar 2020 (AO20) con una TIR Nominal de 10,91% y el Dual 2019 (A2J9), con un rendimiento del 8,66% anual en dólares y vencimiento en junio 2019.

"Otra alternativa atractiva para el inversor conservador son las Letes disponibles en la próxima licitación que llevará a cabo el Tesoro el 12 de marzo o su propuesta de un FCI Balanz Renta Fija Dólar compuesto únicamente de bonos denominados en dólares, combinando la exposición a bonos corporativos y provinciales con buen perfil crediticio y un rendimiento acumulado (al 28 de febrero) de 5,95%.

Por Andrea Rivas