Sociedad Miércoles, 19 de junio de 2019

Donación de órganos: Mendoza está entre las cinco primeras provincias con más trasplantes

Durante el 2018 se realizaron 701 ablaciones, se espera que en este año se concreten 908. La influencia de la Ley Justina.

Por Redacción LA

Según los especialistas, la Ley Justina ayudó a la toma de conciencia por parte de la población a la hora de pronunciarse como donantes de órganos. Si bien existen muchos mitos entorno a las ablaciones, desde el Instituto Coordinador de Ablación e Implante en Mendoza (Incaimen) aseguran que para ser donante hay que reunir ciertos requisitos.

 

Es bastante complejo ser donante de órganos, no es fácil. Todos somos presuntos donantes pero un donante real es aquel al que se le pudo hacer la ablación y esos órganos se pudieron sacar”, explicó en Canal 9 Gabriela Hidalgo, directora del Incaimen.

Según datos publicados recientemente, durante el 2018 hubo 701 donantes reales en Mendoza. En base a esa tendencia y de los datos obtenidos hasta lo que va del año es posible realizar una proyección para todo el 2019, la misma podría alcanzar las 908 ablaciones. Hidalgo contó que en Mendoza siempre hemos estado “entre los cinco primeros lugares en el país”, respecto de las provincias con mayor cantidad de trasplantes.

 

Hidalgo esclareció algunos temores que rondan en entorno a los trasplantes. Principalmente, dejó de manifiesto que el traslado de los órganos en sí es muy complejo. “Es muy difícil traer o llevar un órgano por ejemplo de aquí a Formosa, por los horarios, los tiempos de isquemia. Un corazón dura hasta que vuelve a latir, entre 4 o 5 horas, no más que eso”, aportó para aclarar el panorama.

Asimismo, recordó a la ciudadanía que hay un elemento clave para poder ser donante: “Fallecer dentro de una terapia intensiva, asistida por un respirador y tener un daño cerebral que justifique la muerte cerebral”.

En este sentido, remarcó que tras la puesta en vigencia de la Ley Justina es posible observar una mayor toma de conciencia por parte de la población. Si bien, cuando una persona fallece por muerte cerebral es pasible de donar, previo a una ablación se debe corroborar que siendo mayor de 18 años haya expresado su negativa. De lo contrario ese paciente fallecido se lo considera donante. En caso de que sea menor de edad, sus padres son consultados y deciden qué hacer con los órganos del menor. “Si sos menor de 18 años no podes decidir ni inscribirte como donante”, aclaró.

 

Puntualmente, sobre las donaciones pediátricas Hidalgo informó que en lo que va del año se han logrado 3 ablaciones; mientras que se registraron 28 de adultos.

“Pese a la ley la gente se sigue manifestando por el sí, se acercan al segundo piso del hospital Central al Incaimen o cuando van a hacer el DNI”, señaló.