Economía Jueves, 7 de febrero de 2019

Dólar por debajo de la banda: los principales riesgos que están en juego

Los analistas señalan, entre otras cosas, un resurgimiento de un episodio disruptivo sobre el tipo de cambio, por la incertidumbre política.

Por El Cronista especial para Los Andes

El dolar continúa por un sendero de tranquilidad, operando fuera de la banda pese a que el BCRA continúa con la compra de divisas, mientras que la tasa de referencia de Leliq se desinfla. La mayor calma cambiaria colabora con una baja del riesgo país y genera un clima de negocios con menor volatilidad en la bolsa local.

El BCRA está acelerando el ritmo de baja de tasas y para los analistas de Qinquela Fondos, esta estrategia es lógica si se toma en cuenta que el tipo de cambio se sigue ubicando de manera sostenida por debajo del límite inferior de la zona de no intervención.

 

"Es una manera de atenuar la demanda de pesos y ayudar a estabilizar un mercado cambiario que se encontraba sobre ofertado. Sería lógico esperar que en la medida que las condiciones se mantengan, el BCRA busque seguir este ritmo", comentaron los analistas de Quinquela en su informe semanal.

Por otro lado, para los analistas, estos últimos días dejaron claro que el BCRA tiene más influencia que la que reconoce sobre el nivel de la tasa. "Desde la teoría, la tasa es endógena y depende de la oferta y demanda de Leliq pero estos últimos días mostraron que el BCRA puede operar para acelerar el ritmo de baja", afirmaron.

 

Pese a eso, el BCRA mantiene una postura de cautela. Sin embargo, los analistas de Mariva identifican varios factores que pueden inducir a que la flexibilización sea más gradual en los próximos meses para sostener la estabilidad cambiaria.

"Los principales riesgos se sitúan sobre un posible resurgimiento de un episodio disruptivo sobre el tipo de cambio, principalmente debido a la incertidumbre política. Además, hay que tener en cuenta que los niveles récord de tasa real, superando a la evolución del dólar, ha sido uno de los impulsores clave para restaurar la demanda de dinero", afirmaron.

Por otro lado, en el informe de Banco Mariva explicaron que, a pesar de las mejoras observadas en las cuentas externas no se pudo descartar una aceleración de las compras netas de dólares por parte de los residentes locales. "Se mantuvo la compra a medida que comienza el ciclo electoral. Además, los flujos de dólares del sector agropecuario están entrando en período estacional de menor volumen, lo que también podría desencadenar una presión renovada en el mercado de divisas", recordaron.

 

En este contexto, según los analistas del banco, no sorprende que el BCRA haya mantenido un enfoque conservador en su última declaración de política monetaria.

Un operador de un banco local coincide en que las elecciones son un factor electoral pero además resalta en el factor externo. "El año arrancó muy bien para los emergentes, con los flujos volviendo a esos mercados. Es de esperar que no se mantenga a lo largo de todo el año y, conforme nos acercamos a las elecciones, este factor puede generar una mayor volatilidad, Por otro lado, el factor Trump siempre esta latente, sobretodo con un conflicto de guerra comercial sin resolverse del todo. Finalmente, la economía argentina sigue en un proceso de normalización y ajuste, con desequilibrios aun por corregirse y resulta prematuro aun dar por finalizada la crisis"

Por otro lado, la misma fuente entiende que la tasa de interés debe ir a la baja pero que el BCRA no debe apurarse y cometer los mismos errores del pasado. "La tasa debe apuntar a la baja para reanimar la economia y permitir que el gobierno llegue mejor parado. Sin embargo, el BCRA debe mantener cautela para no cometer los mismos errores. La política, y sobretodo en un año electoral, juega en contra de los objetivos monetarios y la prudencia del BCRA podria verse comprometida. Esta claro que los directores del BCRA no van a cometer los mismos errores del pasado".

Julián Yosovitch