Espectáculos Sábado, 29 de febrero de 2020 | Edición impresa

Dj Mami: fuego femenino en la pista

Es productora, diseñadora y DJ. La mendocina Ale Pérez, creadora del Club del Sodeado, marca un estilo desde el trap.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

Alejandra Pérez más conocida como DJ Mami o Aleja, desde chica se resistía a aceptar las reglas del sistema. Inquieta y en búsqueda de lo distinto, la mendocina fue construyendo un perfil de creadora que comenzó en el diseño y luego volcó a la música. 

La semana pasada fue noticia tras participar en el polémico video de Jimena Barón “Puta”. Pero Ale no arrancó ahí: hace una década mueve las bandejas al ritmo del trap y el reggaetón, un fenómeno que se consolidó en el Club del Sodeado; el ciclo que enciende la noche mendocina cada miércoles y que creó junto a su socia Georgina Puebla, conocida como DJ Efrita. 

 

Desde hace cinco años, el ciclo captó a un público que busca lo alternativo, de la mano de la cumbia, el reggaetón y el género urbano. A lo largo de sus temporadas convocó a artistas emergentes como Cazzu y Duki. Hasta el rey de la cumbia villera, Pablo Lescano, pasó por la noche del Sodeado. En la actualidad tiene su propuesta itinerante que llegó a Buenos Aires, Córdoba y Rosario, entre otras ciudades del país. 

Prensa

Amiga de Duki, una de las figuras del trap argentino acaban de lanzar juntos el tema “Poco a Poco” y será telonera del primer Luna Park de Cazzu. Pero como parte de este agitado presente, la DJ de 35 años encenderá la tercera noche de la Fiesta Nacional de la Vendimia junto a Geo (DJ Efrita), el lunes 9 de marzo, en el teatro Frank Romero Day.  
Con mucho por hacer y poco tiempo para relajarse, Aleja encontró la clave para trabajar en la noche y salir airosa del agite fiestero.

“Hay que resistir, pero ya encontré la forma de poder lograr esa resistencia. Prácticamente no tomo alcohol, me alimento bien, descanso lo más que puedo y creo que el secreto de todo es que cuando uno hace lo que le gusta, el cansancio es distinto”, confiesa después de una noche de sodeado a puro perreo. 

 

- Vos sos un ejemplo de las chicas que se arriesgan por lo distinto y les va bien.

- Esto empieza desde antes, desde chica me inventé mis propios trabajos, un poco de pánico a los jefes. Desde chica empecé produciendo algunos eventos, sin saber que me estaba convirtiendo en una productora y lo que implicaba. Empecé con la Feria Indigna, que fue muy chica pero con los años se transformó en la feria de diseño más importante de Cuyo. Porque desde el diseño como eje construimos un vínculo con otras ramas del arte. Yo me di cuenta de que quería hacer cosas distintas, que no quería regirme por una norma o por una estructura impuesta. Quería inventar lo mío y arriesgarme.
Siento que me fue bien en el plano de haberme arriesgado y que sí resultó. Y sigo en este mismo plano diez años después, muy feliz de hacer las cosas de forma independiente.

Prensa

- Primero diseñadora, DJ y productora. ¿Cuánto hay de productora en todo lo que hacés?

- Hay muchísimo de producción, porque al inventar mis trabajos puse mis reglas. A la Feria Indigna la produje con dos amigas. El Club del Sodeado lo hago con Efrita. Todavía seguimos produciendo nuestras propias fiestas. También trato de despegarme de ese lugar de producción y ponerme en el lugar de artista. Que solo me contraten para tocar y no preocuparme por nada más. Pero siempre me tira el lado de la producción, me cuesta delegar y me organizo para tener mis propias reglas.

- La música te dio la posibilidad de conocer a artistas jóvenes que hoy la rompen...

- Sí, eso creo que fue gracias al Sodeado, porque fue una plataforma de lanzamiento de artistas independientes, urbanos, emergentes. Y por ejemplo Duki vino con Modo Diablo cuando recién estaba lanzando su proyecto. Y ahí se generó una amistad. Pero creo que eso se dio gracias al ciclo.

- Tenés un estilo particular para vestirte, ese es un plus en tu personalidad como DJ. Ahí el diseño está presente...

- La verdad es que el diseño estuvo muy apegado porque estudié la carrera dos veces. Siempre me gustó y está pegado a mí el estilo alternativo, el conocer nuevas formas, diseños, nuevas marcas. Siempre está el diseño dentro de mis otros oficios. Si hiciera una sola cosa me aburriría, me gusta la variedad.

 

- ¿Cómo surgió la posibilidad de participar en el último video de Jimena Barón?

- La conocí a Jime por medio de Cazzu que es amiga mía. Para mi cumpleaños yo estaba en Neo Señora, que es una fiesta que hago con otras amigas. Y me acuerdo que fue Cazzu con Jime y nos conocimos, pegamos muy buena onda. Y a los tres días me escribió por Instagram y me invitó para ser parte de su video. Y le dije que sí.

Prensa

- A raíz de la polémica que se generó desde la promoción de la canción hasta el título del tema, ¿Cuál es tu opinión de la canción y lo que generó?

- Me pareció que toda la movida previa al lanzamiento fue demasiado violenta y exagerada para lo que fue la canción y el video. Se abordó una temática que es muy delicada, cuando en realidad el término que se usa en la canción no es para hablar de la prostitución en sí, sino para decir cómo a veces te denigran con la palabra puta, cuando te vestís de una manera diferente, o te gusta salir con chicos. Cuestiones que para otros eso significa ser una puta. Y creo que la polémica previa fue demasiado exagerada, hasta con la letra. Hubo mucha violencia y agresión en cómo se manejó el tema. Porque si bien puede haber diversidad de pensamientos, discutir y pelearse con violencia entre mujeres es innecesario y atrasa un montón. No quise meterme mucho en el asunto, yo tengo mi opinión formada desde mucho antes de todo esto, pero lo que más me llamó la atención fue la violencia con la que se manejaron algunas mujeres al tratar esto y entre ellas.

- ¿Cómo recibís esta posibilidad de estar en la Fiesta de la Vendimia?

- Para mí y para Geo es un logro importante. Porque para nosotras como DJ’s, o como referentes de lo freak mendocino, es importante que podamos estar en un evento tan grande y tan propio de Mendoza. Que nos reconozcan desde esos lugares nunca lo pensamos y me parece importante estar ahí. La verdad, no me lo esperaba. Es una antítesis de lo que hacemos y que nos reconozcan todo el trabajo que venimos haciendo y el posicionamiento que tenemos es hermoso. Es increíble poder estar.

- ¿Se viene un set bien movido para la Vendimia?

-¡Sí! Ese teatro griego va a bailar mucho, como nunca antes.

- ¿Te considerás la DJ del reggaetón?

- Sí, es lo que más me representa pero paso a otros géneros, como el hip hop, el trap, lo urbano. Ahora volvió el reggaetón de la vieja escuela, pero me acuerdo que hace más de diez años, cuando empecé a pasar música y pasaba reggaetón, la gente me insultaba, me trataba de lo peor. ¡Mirá ahora! Antes era una grasada, una ordinariez. Pero la vida me dio la razón de que es un género hermoso, digno de ser escuchado, digno de ser bailado y la gente es muy feliz cada vez que lo escucha y lo baila. Y me alegro de haber insistido y de que ahora esté de moda por todos lados. 

- Creíste en lo tuyo y seguís en ese camino.

-Sí, creo que de eso se trata. De insistir en lo que uno cree y elegir creer. 
prensa