Mundo Club House Viernes, 18 de octubre de 2019

Divertidos fantasmas de chocolate blanco

Te invitamos a preparar un rico postre para anticipar la noche de Halloween. Crujientes, súper ricos y fáciles de hacer. Manos a la obra

Por Redacción CH

¿Te estás preparando para la noche de Halloween? Te contamos cómo sorprender a todos con estos ricos fantasmitas de chocolate blanco.

Son muy fáciles de hacer y súper crujientes. Para elaborarlos solo necesitás tener a mano tres ingredientes: barras de pretzel grandes, chocolate blanco y chispas de chocolate negro.

Cuando los tengas listos, reservá los fantasmas de chocolate para Halloween en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por dos semanas.

Ingredientes

  1. Chispas de chocolate blanco
  2. Chispas de chocolate negro
  3. Barras de pretzel

Elaboración paso a paso

  1. Juntá todos los ingredientes de los fantasmas de chocolate blanco.
  2. Prepará una bandeja para hornear forrándola con papel aluminio.
  3. Cortá las varillas de pretzel por la mitad y colocalas en la bandeja espaciadas unas de las otras.
  4. Colocá las chispas de chocolate blanco en un recipiente apto para microondas y fundiloas durante 30 segundos.
  5. Cuando transcurran los 30 segundos, retirá del microondas y revolvé.
  6. Volvé a poner en el microondas si fuera necesario hasta que se funda por completo. Asegurate de que no se queme. Si queda muy espeso, intentá mezclar una cucharada de mantequilla y mezclá hasta que se derrita.
  7. Con ayuda de una cuchara, dejá caer una gota de chocolate blanco sobre la parte superior de cada barra de pretzel, formando el cuerpo de un fantasma.
  8. Agregá la cabeza y los dos brazos. Estos deben ser de forma libre, así que no te preocupés por hacer que sean idénticos.
  9. Podés colocar el chocolate caliente en una manga pastelera y cortar un pequeño agujero en la punta. Utilizá la manga para hacer la forma de fantasma en vez de usar el método de la cuchara.
  10. Mientras el chocolate blanco aún está caliente, presioná dos chispas de chocolate negro en la zona del rostro para formar los dos ojos. Repetí con el resto de fantasmas y llevá al refrigerador durante 30 minutos.

Luego, retirá y disfrútalos. Acordate de perfeccionar la técnica para la noche de Halloween.

Conocé más sobre Revista ClubHouse.