Policiales Miércoles, 14 de agosto de 2019

Dispararon a policías que buscaban pistas en el lugar donde colgaron al pequeño Benjamín

Dos hombres dispararon contra un grupo de policías de la División Homicidios de Tucumán que buscaba pruebas de la muerte de nene de 4 años.

Por Redacción LA/Télam

Dos hombres dispararon contra un grupo de policías de la División Homicidios de Tucumán que buscaba pruebas en la zona de Las Talitas, donde el jueves último fue hallado colgado un niño de 4 años, y uno de ellos alcanzó a ser detenido, informaron hoy fuentes de la fuerza.

 

El episodio ocurrió ayer cerca de las 19, cuando los investigadores recorrían la zona cercana a la escena del crimen, situada en Circunvalación y el Canal Norte, a 500 metros de la casa donde vivía la víctima, Ulises Benjamín Amaya.

En esas circunstancias, los policías fueron atacados por hombres que efectuaron un disparo contra ellos, aunque sin llegar a herir a ninguno, explicaron los voceros.

Los agentes sacaron sus armas y respondieron al ataque, tras lo cual persiguieron a los agresores, uno de los cuales fue detenido, mientras que el otro escapó.

 

El apresado fue identificado por las fuentes como José Ignacio Robles (20), mientras que su presunto cómplice, aún prófugo, es conocido con el apodo de "El Menor".

Los pesquisas no pudieron hallar el arma con la que se efectuaron los disparos.
El jefe de Policía provincial, Manuel Bernachi, informó que "los efectivos no resultaron lesionados, pero la situación fue muy tensa".

"Lo más grave es que cuando el personal intentaba reducir al acusado, un grupo de vecinos intentó evitar que realizaran su trabajo y tuvieron que pedir refuerzos para controlar la situación", agregó el titular de la fuerza, quien dijo que ahora se investiga por qué esas personas dispararon contra los efectivos.

Una de las pistas que manejan los investigadores es que los atacantes podrían responder a un vendedor de drogas de la zona que debido a la presencia policial desde el día del crimen no puede llevar a cabo sus transacciones delictivas habituales, dijeron los voceros.

 

Los policías que trabajan en la pesquisa del crimen de Benjamín recorrían ayer esa zona con el fin de identificar a la persona que sospechan llevó engañado al niño hasta el puente del que lo colgó cuando se resistió a ser abusado sexualmente.

Benjamín desapareció la tarde del jueves de la semana pasada, cuando estaba al cuidado de su abuela, quien al no encontrarlo denunció el hecho ante la policía, lo que dio origen a una búsqueda de la que participaron también vecinos y familiares.

El niño fue hallado poco después ahorcado en un puente y por el momento no hay detenidos, motivo por el cual la Justicia tucumana pidió ayuda a la ciudadanía para que aporte datos que puedan ayudar al esclarecimiento.