Sociedad Vendimia Sábado, 3 de marzo de 2018

El Carrusel copó las calles y llenó de color el centro mendocino

Miles de personas disfrutaron del evento más tradicional de la Fiesta de la Vendimia.

Por Redacción LA

El tradicional Carrusel vendimial volvió a pasar por las calles mendocinas. Desde temprano mendocinos y turistas se empezaron a reunir en diferentes puntos de la Ciudad para buscar el mejor lugar para disfrutar del desfile que todos los años se celebra en nuestra provincia.

En esta oportunidad, por decisión del comité de organizador, el desfile tuvo menos participación de agrupaciones gauchas pero igual se demoró más de lo previsto. Los carros partieron desde los portones del Parque San Martín. El orden fue el siguiente: General Alvear, San Martín, Guaymallén, Santa Rosa, Tunuyán, Las Heras, Lavalle, San Rafael, Maipú, Godoy Cruz, Luján, Malargüe, Junín, Rivadavia, San Carlos, La Paz y Tupungato.

Los carros, la música y los colores encantaron a las miles de familias que se acercaron para disfrutar del espectáculo. Las soberanas se mostraron simpáticas e interactuaron con las personas que les dedicaban cánticos y halagos.

También estuvieron presentes las ya clásicas contramarchas. Por un lado estuvieron los ambientalistas con referentes de las AMPA (asambleas por el Agua Pura de Mendoza) de todos los departamentos de Mendoza, la Asamblea por el agua de Jachal (San Juan) y la Asociacion contra el gatillo fácil. Esta vez el reclamo su reclamo en contra del fracking y las fumigaciones aéreas.

Por otro lado, estuvo la marcha del SUTE. El gremio docente marchó por la Ciudad y puso especial énfasis en el paro convocado para el lunes. Según el titular del sindicato, Sebastián Henríquez la adhesión al mismo será más alta de los que el Gobierno piensa.

La novedad, sin duda, fue la protesta del reclamo de la comunidad boliviana. Quienes se manifestaron en torno de la polémica generada por la idea del cobro a extranjeros en hospitales de Argentina. "Migrar es un derecho", "No sobran migrantes, sobran racistas" "la Vendimia se hace con mano de obra migrante", expresaron.