Sociedad Política Miércoles, 7 de marzo de 2018 | Edición impresa

Diputada mendocina firmó el proyecto a “favor de la vida”

La legisladora macrista Stella Maris Huczak suscribió el proyecto de Protección a la Mujer Embarazada y de los Niños por nacer.

Por Juan José Domínguez - Corresponsalía Buenos Aires

Los autodenominados defensores de la vida no iban a quedarse de brazos cruzados frente al avance en el Congreso del debate sobre la legalización del aborto: ayer mismo, con la firma de al menos 20 diputados -seis de ellos, cordobeses-, presentaron el proyecto de ley de Protección Integral de los Derechos Humanos de la Mujer Embarazada y de los Niños y Niñas por Nacer.

La iniciativa viene siendo presentada en el Congreso ya desde hace un par de años por la Red Federal de Familias, un colectivo provida, según se autodefinen. Y este año la primera firma es la del democristiano cordobés Juan Brügge.

El diputado señaló que “el aborto es el final de una película” que empieza antes, con situaciones evitables, y que con esta iniciativa se busca “la protección de la vida, que empieza desde la concepción”. “Estoy de acuerdo con todos los métodos anticonceptivos, pero cuando aparece la vida no se jode más”, dijo Brügge a este diario.

El referente de la Democracia Cristiana remarcó que al proyecto lo acompañan con su firma los otros tres diputados del bloque Córdoba Federal, Martín Llaryora, Alejandra Vigo y Paulo Cassineiro, y otros dos cordobeses de Cambiemos, la radical Soledad Carrizo y el macrista Javier Pretto.

A ellos se les suman la kirchnerista Silvina Frana, los massistas Vanesa Massetani, Gustavo Bevilacqua y Carla Pitiot; Lucila Lehmann, de la Coalición Cívica; la bloquista sanjuanina Graciela Caselles; la tucumana Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social), los macristas Stella Maris Huczak (mendocina), David Schlereth, Jorge Enríquez, Carlos Roma y Karina Molina, la santiagueña Graciela Navarro (Frente Cívico) y el tucumano José “Mellizo”Orellana (Primero Tucumán).

Brügge criticó que “los abortistas hablan del derecho de la mujer como algo absoluto, cuando en realidad la persona por nacer desde la concepción ya es sujeto de derecho”, y señaló que su proyecto establece “la creación de centros de atención de mujeres embarazadas, donde pueden participar privados también”.