Policiales Opinión Martes, 13 de agosto de 2019 | Edición impresa

Dime cómo conduces tu auto y te diré cómo eres - Por Eduardo Luis Ayassa

Por día se labran 10 actas donde el alcohol en sangre supera el 0.5 que es limite permitido en Mendoza.

Por Eduardo Luis Ayassa - eayassa@losandes.com.ar

“Dime cómo conduces tu auto y te diré como eres”. La frase le corresponde a Juan Manuel Fangio, un piloto que allá por la década del ‘50, ganó 5 campeonatos de la Fórmula 1, pero que tanto en la calle, como en la vida, se conducía con precaución y respeto.

Y hoy, cuando los siniestros viales nos hablan de más de 7 mil muertos (durante el año pasado) por una mala maniobra, un mal manejo o una conducta imprudente, como son las de hablar por teléfono, cruzar un semáforo en rojo,  manejar alcoholizados o a exceso de velocidad, vale la pregunta si, en realidad, sabemos conducir un vehículo por las calles o rutas del país.

Volviendo al inicio donde hablamos de la frialdad de las estadísticas hay que mencionar que en ese número: 7.274  lo que representa 20 muertes por día; están  incluidos las 327 víctimas fatales registradas en nuestra provincia y que nos ubica en el sexto puesto a nivel nacional, detrás de Buenos Aires (2.158); Santa Fe (626); Tucumán (408), Córdoba (439) y Misiones (329).

Por eso vale preguntarse si  sentarse frente al volante, colocarse el cinturón de seguridad, poner contacto, dar arranque, colocar primera y salir a la calle, significa que sabemos conducir.

Lo más difícil a la hora de reconocer cómo nos conducimos es la autocrítica y asegurar: “a mi nunca me hicieron una multa”.

Por eso vale reiterar que el uso del celular al volante está prohibido lo que lo transforma en una multa, pero las estadísticas hablan de que casi el 90 % lo hace, principalmente en zonas urbanas y a la vista de todos  y en ese todos se incluyen a peatones, otros conductores y hasta inspectores municipales.

Otro tanto ocurre con el exceso de velocidad en calles (lo permitido es 40 km/hora) y avenidas (60), pero el 75% de los conductores superan los límites marcados por la Ley de Tránsito y mucho más cuando se llega a las rutas o autopistas (en Mendoza ese límite es de 110 km/hora).

Y así llegamos a aquellos que manejan habiendo bebido alcohol. Los controles viales, sólo en Mendoza, hacen referencia a que, por día, se labran hasta 10 actas donde el alcohol en sangre, supera el limite permitido y que en nuestra geografía es de 0.5.

También están otras contravenciones como no usar el cinturón de seguridad; llevar niños fuera de las butacas y en el asiento trasero, estacionar en doble fila o cruzar semáforos en rojo.

Todas esto se puede remediar con un acta primero y una multa después,  pero también y lo que es más grave, acrecienta la posibilidad de que el hecho se transforme en un siniestro vial donde no solo se vea involucrado el conductor y aquellos que lo acompañen en el vehículo, sino otras inocentes víctimas.

Con un número de accidentes y víctimas en la carretera que se mantiene en alza desde hace 20 años, pese a que los fabricantes centran gran parte de sus esfuerzos en mejorar la protección del conductor, lo real es que las calles o carreteras son muchas veces escenarios de accidentes trágicos.  Por eso siempre es responsabilidad nuestra el tomar las medidas adecuadas para proteger nuestra vida y así evitar poner en peligro la del resto de las personas que circulan por las calles.

Y para el final y poniendo al conductor como protagonista excluyente, vale préguntarse ¿sabemos conducirnos en la vida?.Y ¿en un auto?