Escribe el Lector Sábado, 14 de diciembre de 2019 | Edición impresa

Dimas Agüero, un hombre que honró la profesión de abogado

Por Fernando Armagnague

El Derecho Penal de Mendoza ha sufrido la pérdida sensible de uno de sus grandes cultores. Oscar Dimas Agüero fue un penalista en toda la dimensión de la palabra. 

Egresado de la Universidad Nacional de La Plata, prontamente tuvo en la provincia importantes defensas que hicieron historia en el foro local.

Su amplia formación humanista, unido a su sapiencia en la disciplina penal y procesal, sumado a su calidad de persona, le valieron para ocupar espacios por derecho propio en el ámbito tribunalicio.

Además fue en el inicio de la democracia, decano normalizador de la recientemente creada Facultad de Derecho en 1986 y profesor titular de Derecho Penal. 

Las importantes revistas nacionales como La Ley y Jurisprudencia Argentina, lo contaron entre sus más importantes redactores. 

Por eso, ante la irreparable pérdida de Dimas Agüero, el Derecho se queda sin un hombre que honró a su profesión de abogado y prestigio a los tribunales de Mendoza.

El desaparecido profesional también fue presidente de la Caja Forense y colaborador del Colegio de Abogados y Procuradores de la Primera Circunscripción Judicial. 

Enseñó muchos años en la Facultad de Derecho de la UNCuyo, cátedra en la que le sucedió el doctor A. Darío Lucero. 

Casado con María Inés Fernández Abad, unión de la que nacieron sus hijos Mariana, Federico, Soledad y Laura, quienes les dieron varios nietos.   

Fernando Armagnague

Doctor en Derecho - UBA