Espectáculos Viernes, 29 de marzo de 2019 | Edición impresa

Diego Frenkel: “Estoy en una etapa de renovación”

El músico vuelve a Luján en un formato íntimo de guitarra y voz. .Esta noche en Willy’s Bar.

Por Lorena Misetich - Especial para Estilo

Acaba de cerrar su estudio. Después de un arduo día de trabajo llega el último tramo de la tarde y el descanso. Diego Frenkel navega como un pez entre varios proyectos.

Ecléctico como lo es su música, el líder de La Portuaria aceita la nueva etapa de la banda después de un largo impasse, sin descuidar su carrera solista.  

“Estamos preparando una serie de temas nuevos y hace 30 años salió el primer disco de La Portuaria ‘Rosas Rojas’. Y será un año de festejos con canciones nuevas y un show importante en la ciudad de Buenos Aires, donde recorreremos distintas situaciones de la banda, con una puesta en escena, algo performático.

 

Y entre tanto tenemos una fechas por el país. Además vamos a editar un material del show en Obras, que rescatamos el audio del concierto. Es un material que estaba extraviado y que hicimos con la producción de La Guarda. Es una joya.

Es todo un material para festejar, con un show en vivo con canciones nuevas y el show antológico con de La Guarda”, comenta sobre los proyectos que se avecinan con La Portuaria. La banda integrada por Christian Basso y Sebastián Schachtel estuvo en Mendoza en diciembre pasado en la Fiesta de La Cerveza. Y Frenkel no descuida la costumbre de volver a Mendoza, pero esta vez lo hará con un show íntimo.  

“Esta vez voy en un plan más íntimo, yo con la guitarra; que es un plan que no sucede hace bastante tiempo con el público de Mendoza. Para mí es alucinante porque es un contacto muy íntimo, que se sostiene con la guitarra, la lupera, mi voz. Es tan cercano que es imperdible para mí”.

-En paralelo a las grabaciones de La Portuaria, ¿estás grabando un disco de música electrónica?

-Sí. Estoy en dos proyectos literalmente. En este disco electrónico estoy trabajando todos los días y saldrá en tres meses más o menos. Y es probable que anticipe algo en el show del viernes.  

-¿Por qué decidiste hacer un disco electrónico?

-Porque llevo muchos años componiendo con la guitarra o desde el intercambio grupal y necesitaba investigar en otros formatos. Con mi último disco “Ritmo” toqué mucho con la banda, solo, y escribí el libro “A través de las canciones”. Y me sentí un poco extraño al pensar por dónde seguir.

Es como que había hecho mucho en el formato de rock. Y por un momento no tenía idea, entonces me compré un teclado, aprendí a manejar un programa muy popular en la música electrónica que es el Life. Y de a poco empecé a crear cosas muy abstractas hasta que se fueron transformando en canción. Me llevó dos años trabajar en este disco, de a poco lo fui armando. Ahora estoy en la etapa donde están tomando formas las canciones.

 

-¿Cómo te sentís con esta nueva experiencia, como músico ligado al rock?

-Desde que existe la compu como parte de la composición musical, siempre trabajé desde ahí. Pero nunca la tuve como punto de partida y además como una especie de soledad en mi estudio hogareño, metido de lleno en la máquina tanto tiempo.

Fue un refugio en este último tiempo poder conectar con cierta abstracción, con otra dimensión para fortalecerme y llevar adelante este momento, frente a una situación social compleja. No para evadirla, sino para encontrar un lugar nuevo de conexión. Y por otra parte me siento bien porque encontrar una nueva forma de lenguaje es un desafío, aunque con La Portuaria y mi propia trayectoria soy muy ecléctico. Es una forma nueva y estoy en una etapa de renovación.

-¿La composición por dónde va en este próximo álbum?

-Más allá de una célula rítmica que se repite, esa magia que tiene la electrónica, el sonido que pega en el cuerpo y que va directo a las neuronas. Y a partir de eso fui construyendo una forma de canción. Algunas son voces rapeadas o habladas, o frases que se unen al ritmo. Es un disco muy físico, muy al cuerpo.  

-Seguís con tu programa en Nacional Rock, ¿qué encontraste en la radio como músico?

-Me encanta porque puedo investigar mucha música y me permite estar escuchando siempre. Me mantiene fresco en cuanto a la investigación del rock argentino y otros géneros. 

-¿Qué opinás del furor por el trap entre los jóvenes?

-El trap es un subgénero del hip hop, que en los ‘90 La Portuaria tuvo su influencia. Y siempre me gustó porque tiene algo de lo afroamericano. El trap tiene unos graves profundos increíbles, muchos productores trabajan con eso. Hay muchos buenos. Pero lo que pasa con todo lo genérico es que hay algo que es parte de la moda, que se repite.

Y encima de eso está el aprovechamiento comercial y lo que hacen no es agradable, o se suma el reggaetón o las letras sonsas y misóginas, simplistas, con poca melodía. Hay una deformación que se ha dado incluso con otros géneros como el pop. Pero el trap profundo, que nace del movimiento en Estados Unidos, es alucinante y también hay un trap francés muy bueno.

En Argentina hay algunos chicos que hacen algo interesante, pero la mayoría mezcla con el reggaetón y en una síntesis muy pobre musicalmente. 

 

Ficha

Diego Frenkel en Mendoza

Día y hora: hoy, a las 23.

Lugar: Willys Bar (Mitre 1371, Chacras de Coria).

Entrada: $250.

Reservas: 261 307-8349.