Sociedad Domingo, 8 de marzo de 2020 | Edición impresa

Día de las mujeres: entre avances y deudas que involucran a todos

Los últimos años han traído logros en términos de equidad y se han ganado espacios para hacer oír sus voces.

Por Verónica De Vita - vdevita@losandes.com.ar

Indistintamente de las etiquetas con las que cada uno se identifique, de los grupos de pertenencia y la diversidad de opiniones, es indiscutible que desde hace unos años el rol de las mujeres en la sociedad se está reposicionando de manera muy marcada. Hay nuevas miradas y, sobre todo, la intención cada vez más generalizada de la necesidad de reconocer derechos y avanzar en términos de equidad.

Hoy, Día de las Mujeres -quizás mejor que “de la mujer”, para expresar la diversidad de formas de serlo- encuentra a la sociedad parada en un momento bisagra en el que han habido grandes avances pero al mismo tiempo persisten grandes deudas.

 

Así lo identifican quienes trabajan en sectores vinculados a temáticas de mujeres y, sobre todo, se destaca lo esencial de cada conducta individual, en lo cotidiano, para lograr una sociedad más equitativa y justa para todos.

No se trata de un día que pretende que las mujeres sean celebradas con un regalo si no que convoca a la reflexión. 

Logros

Todos los ámbitos se han visto atravesados por este proceso que llama a deconstruir concepciones y estereotipos naturalizados y los territorios ganados por tantas voces femeninas han acogido un grito antes silenciado. Tener más voz es, por eso, quizás el principal logro.

 

La visibilización de la violencia física ha conmovido por el doloroso escenario de los femicidios. En el país, se produce uno cada 30 horas, con variables. Es la expresión extrema de otras tantas violencias naturalizadas, como la simbólica, psicológica, verbal, económica e institucional.

Para la economista Natsumi Shokida, miembro de Economía Femini(s)ta, que dejara de hablarse de crímenes pasionales y se instalara la figura de femicidio es uno de los principales avances, y en el mismo sentido opinaron otras consultadas. Señaló que las otras figuras negaban el carácter sexista de la violencia.

 

La visibilización del trabajo doméstico reproductivo no remunerado, que sobrecarga a las mujeres, es otro paso que se está dando.

Silvina Anfuso, socióloga y responsable de la Dirección de Género de Mendoza, enumeró varios aspectos. “Hemos tenido importantes avances: la ley de ‘paridad’ en la representación política es un ejemplo; que se hable en las familias o en las amistades sobre las tareas del hogar expresando que no son tareas ‘de mujeres’ y pidiendo corresponsabilidad”, señaló.

Y agregó que las mujeres están diciendo “no al acoso callejero” para transitar por las calles sin miedo. Incluyó en este plano los cuestionamientos en los espacios que no tengan representación de mujeres y la identificación de prácticas sexistas en entornos laborales.

 

“Sin embargo, para mí, el avance más alentador es el propio feminismo que no se estanca, se sigue interpelando a sí mismo”, reflexionó Anfuso. 

La filósofa Roxana Kreimer se dedica al feminismo científico, es decir, a buscar evidencias de lo que se sostiene. Como otras feministas, discrepa con algunas posturas del llamado “feminismo hegemónico” pero comparte otras. “Las mujeres ya no vivimos en un patriarcado, logramos la igualdad jurídica en todos los sentidos imaginables. Resta la despenalización del aborto, tener más guarderías gratuitas, ampliar las licencias por paternidad y maternidad, debatir si se remunerará el trabajo doméstico, rehusar privilegios que quiebran la igualdad ante la ley (femicidios) y penar delitos como los escraches, que lesionan el derecho al honor de los varones”, enumeró. 

 

La economista Natsumi destacó también “el hecho de que la perspectiva de género se haya ganado un lugar en muchos espacios y campos de conocimiento”. 

Deudas

En definitiva, se trata de un proceso. Así lo subrayó Anfuso: “Los avances que tienen que venir ya están sobre la mesa; lo que estamos atravesando son resistencias y por eso las vivimos como una tensión”.

 

Desde el punto de vista de Carolina Villanueva, de la Agencia Grow -dedicada a estudiar la temática-, la violencia de género es la peor cara y la mayor deuda. La distribución de las tareas domésticas y de cuidado es recurrente por su impacto. Advirtió que la situación repercute en las posibilidades de reinserción laboral y dijo que hay un Estado que no está cubriendo esa necesidad.

El desafío más grande que siempre mencionamos en Grow es la baja participación de las mujeres en el mercado de trabajo. Que el porcentaje de mujeres que son parte de la Población Económicamente Activa tenga 20 puntos de diferencia en relación a los varones habla todavía de una desigualdad económica muy fuerte, de falta de autonomía económica de las mujeres y una dependencia que, además, retroalimenta el ciclo de la violencia”, subrayó.

 

Que la Educación Sexual Integral llegue a todas las escuelas y que los elementos de higiene para la menstruación sean entregados de manera gratuita por el Estado y se los exima del IVA son parte de las demandas.

En tanto, Kreimer consideró: “Los homicidios de mujeres y varones bajarán cuando haya más igualdad social y económica, con más acceso a la educación. Ese no es un problema que se resuelva con políticas de género. Resta que el feminismo hegemónico tenga un buen marco teórico, reconociendo las influencias biológicas, que interactúan con la cultura, en las preferencias de oficios y carreras. Sólo debe haber políticas de cupo donde pragmáticamente se considere que beneficie a una tarea en particular contar con la paridad. Dudo que alguna vez haya 50% de mujeres mecánicos o electricistas”.

 

Cuarto paro internacional de mujeres

Este año se concretará el cuarto paro internacional de mujeres, que apunta a visibilizar el impacto del aporte femenino al dejar de realizar las actividades de las que suelen ocuparse. “El paro se hace en nuestros lugares de trabajo, en nuestras casas, en cada lugar donde nos desarrollamos”, apuntan las organizaciones que lo convocan en la provincia: Ni Una Menos Mendoza y la Asamblea de Mujeres, Niñas, Adolescentes, Lesbianas, Travestis, Trans y No Binaries.

El paro está convocado para hoy y mañana, mientras que la movilización será hoy desde las 18 y partirá de Colón y San Martín de Ciudad. El recorrido será por calle San Martín hasta Las Heras, luego Patricias Mendocinas y culminará en la plaza Independencia, donde desde las 20.30 habrá un festival.