Guarda14 Jueves, 15 de agosto de 2019

Un champagne para celebrar el cumpleaños de Napoleón Bonaparte

Moët Impérial, creado en el centenario del nacimiento del emperador, cumple hoy 150 años y presenta una botella edición limitada.

Por Redacción LA

Moët & Chandon es uno de los champagnes más conocidos y vendidos del mundo. Grandes figuras de la historia han celebrado con éste, y muchos acontecimientos extraordinarios han estado marcados por las doradas burbujas del lujoso vino. El propio Napoleón, uno de los símbolos militares y políticos más importantes de la historia de Europa, tiene una relación muy estrecha con esta prestigiosa Maison.

Este año, Moët & Chandon festeja los 150 años de la creación del Moët Impérial, su legendaria etiqueta, creada en 1869 en el centenario del nacimiento del Emperador Napoleón I Bonaparte, para rendir homenaje a la larga relación de Moët & Chandon con la familia imperial de Francia.

 

Hoy, se cumplen 250 años del nacimiento de Napoleón en la isla de Córcega, Francia. Para honrar el aniversario, Moët & Chandon presentó una botella edición limitada con un logo rediseñado que eleva la “I” de “Impérial” con un nuevo símbolo.

La historia de Moët & Chandon comienza con Claude Moët, un comerciante de vinos de Epernay que fundó la Maison Moët en 1743. Él fue quien inició la transformación del champagne, convirtiéndolo en un vino de élite y el favorito de los cosmopolitas y cortesanos de toda Europa. Claude Moët pasó a ser el proveedor oficial de la Corte Real Francesa y pronto su champagne se instaló en las cortes de Alemania, España y Rusia.

 

El hombre que transformó la historia de Moët & Chandon y del champagne fue Jean-Rémy Moët, nieto del fundador, quien asumió el control de la Maison en 1792. El joven Moët adquirió los primeros viñedos de la Maison con el objetivo de “compartir la magia del champagne con el mundo”, según sus propias palabras. Frecuentaba los grandes hombres de su época y recibía a muchos de ellos en Epernay, incluidos el zar Alejandro I de Rusia y el rey Carlos X de Francia.

El propio Napoleón se procuró champagne de su viejo amigo para celebrar sus muchas victorias. El Emperador se detuvo en Epernay en su camino hacia Alemania o al regresar de Rusia y fue recibido en el Château de Trianón propiedad de Jean-Rémy Moët. La relación no era sólo con el Emperador, sino también con su entorno más íntimo. Su esposa, la emperatriz Josefina, también visitó el lugar en reiteradas ocasiones.

De moda durante casi 300 años, el champagne insignia de la Maison fue bautizado “Imperial” en 1863, aunque las cincuenta primeras botellas portando la etiqueta “Moët & Chandon Brut Imperial” no fueron comercializadas hasta 1869, el año que coincidió con el 100 aniversario del nacimiento de Napoleón.

 

Conocido ahora como Moët Impérial, este champagne es la expresión más lograda y universal del estilo característico de la Maison. Reflejo ideal de las tres variedades de uva -pinot noir, pinot meunier y chardonnay- y de los mejores viñedos de la región, Moët Impérial es un champagne alegre y generoso caracterizado por su brillante carácter frutado, un seductor paladar y una elegante madurez.

Moët Impérial embarcó un viaje épico, mediante desafíos y oportunidades, que llevaron a que se convirtiera en un ícono global, conquistando nuevos mundos y contribuyendo a crear momentos inolvidables llenos de glamour y estilo.

Ficha Técnica

Moët Impérial, vibrante, generoso y seductor.

Blend: Pinot noir 30 - 40% / meunier 30 - 40 % / chardonnay 20 - 30%

Origen de las uvas: los vinos base se degustan a ciegas independientemente de su origen. Se necesitan 100 vinos base diferentes para elaborar un Moët Impérial.

Elaboración del vino: enología no oxidativa gracias a la fermentación en acero inoxidable y a la protección sistemática contra la oxidación a lo largo de todo el proceso, que preservan el carácter afrutado original. Fermentación 100 % maloláctica para  suavizar la acidez y proporcionar redondez. Prolongada maduración en bodega para una burbuja fina y una textura aterciopelada.

Maduración: 24 meses de maduración en bodega con al menos 3 meses de maduración en botella luego del degüelle.