Economía Sociedad Martes, 15 de octubre de 2019

Después de 23 años, Village Cines deja de existir en Mendoza y surge una nueva marca

La cadena fue la primera en instalar una multisala en el país y eligió a Mendoza en 1996 para desembarcar en Latinoamérica.

Por Redacción LA

Village Cines deja de existir como marca y cambiará de nombre. Esa es la decisión de la cadena mexicana Cinépolis que adquirió la empresa y ahora decidió que todo sea una sola marca.

De hecho, el cambio ya está reflejado en el sitio web -villagecines.com- de la sala de cines que cambia su formato y colores apenas se ingresa para comprar entradas o consultar horarios o precios. 

Así el tradicional Village dejará de ser la marca visible de la multisala más antigua de Mendoza y ahora pasará a llamarse Cinépolis.

La cadena Village se instaló en Mendoza en diciembre de 1996 y marcó no sólo un cambio en la provincia sino también en el país por ser la primera multisala que se instalaba en la Argentina. Cuenta con 10 salas entre las que hay opciones para ver películas en 3D y una sala 4D.

Village ahora es Cinépolis

Luego de la apertura en Mendoza, la cadena se expandió a otras ciudad y en 2013 abrió su segundo "multiplex" en la provincia. La llegada de Village Gold Class, a Maipú, instaló un nuevo concepto con un complejo más pequeño con cinco salas entre las que estaban las Gold Class que son salas con butacas más amplias y servicio de gastronomía.

Ahora Cinépolis envió un comunicado donde anuncia oficialmente el cambio de marca.

Village, además de ser una cadena de cines, es también una productora cinematográfica que ha generado éxitos a lo largo de los años entre los que se encuentra, por ejemplo, Matrix.

Cinépolis es la cuarta cadena de salas más grande del mundo. Cuenta con un total de 820 cines en 17 países y opera 6.416 salas de cine 100% digitales en México y en 16 países: Estados Unidos, Panamá, Guatemala, Costa Rica, Honduras, El Salvador, Colombia, Chile, Perú, Brasil, España, India, Argentina, Arabia Saudita, Omán e Indonesia.

También trascendió que la compra de Village no fue la única que intentó la cadena mexicana. Antes había puesto sus ojos en la marca Hoyts pero finalmente la pulseada la ganó Cinemark y fusionó ambas marcas en una sola.