Sociedad Política Jueves, 16 de mayo de 2019

En Mendoza, Barañao defendió la política científica del Gobierno nacional

El Secretario de Ciencia y Tecnología nacional dijo que apuntan a proyectos con aplicación práctica y no solo que queden en publicaciones.

Por Gonzalo Villatoro - Corresponsalía Sur

Desde el sur mendocino, Lino Barañao, secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación, respondió a las críticas que partieron desde la comunidad científica sobre recortes y atraso en el pago de subsidios a los investigadores.

En su paso por General Alvear, Barañao aseguró que el presupuesto no fue alterado aunque admitió demoras en los desembolso y que la devaluación golpeó fuerte al sector.

Pero además explicó que una de las la prioridades del área a su cargo son los proyectos con resultados visibles en la práctica y no que queden solo en publicaciones.

“Es cierto que sufrimos el impacto de la devaluación porque la mayor parte de los insumos están en dólares”, dijo el funcionario nacional y acto seguido afirmó que no hay forma de no pagar los subsidios porque “se basan en contratos firmados y nos obliga a pagarlos. No hay chances de que no se paguen”, sentenció.

El secretario de Ciencia y Tecnología de la Nación arribó a General Alvear el miércoles por la tarde y regresó a Buenos Aires al mediodía de hoy.

En su estadía en las tierras del intendente Walther Marcolini, desarrolló una apretada agenda que incluyó una visita a campo para interiorizarse del funcionamiento de los controladores biológicos que se producen en los laboratorios de Ugacoop (Universidad Cooperativa) para ISCAMEN y están destinados al control de plagas en la agricultura sin uso de pesticidas.

Precisamente Barañao tomó como caso testigo la producción de biocontroladores para sostener que “estos proyectos federales son hoy una prioridad y realmente nos vamos con una satisfacción por ver los resultados concretos que tiene esta inversión, que no solo tiene publicaciones”, expresó.