Sociedad Jueves, 23 de mayo de 2019

Fue de vacaciones a Brasil, sufrió un ACV y su familia pide ayuda

Un hombre sanjuanino de 49 años se descompensó en el departamento en el que se alojaba. Su estado es muy delicado.

Por Redacción LA

El viaje familiar a Brasil se vio empañado por una tragedia. El domingo a la tarde Gustavo Muro López, un sanjuanino de 49 años que vivía en Córdoba, decidió dejar la playa y volver al departamento en el que se estaban alojando en la localidad de Bombinhas porque le dolía la cabeza. Apenas entró, se descompensó y, desde ese momento, su familia vive un drama que parece no tener fin.

Gustavo trabajaba como chofer de micros de larga distancia y había viajado a la ciudad del estado de Santa Catarina junto a otros cuatro familiares. Fueron en dos autos y llegaron el pasado 14 de mayo, pensaban emprender el regreso el lunes pasado, pero el domingo la alegría se interrumpió abruptamente y de la playa fueron directamente al hospital. Gustavo había sufrido un ACV y su estado es irreversible.

 

Primero fue asistido en un centro de salud de Bombinhas pero luego decidieron trasladarlo al Hospital Ruth Cardoso de Camboriú, donde se encuentra actualmente. "No hay esperanzas de vida. Lamentablemente ya no va a despertar y necesitamos ayuda para el traslado", indicó Wanda Gerez, la nuera de la pareja de Gustavo a Eldoce.tv.

"Era nuestra primera vez en el mar para todos", añadió la mujer que todavía no puede entender cómo el viaje soñado se convirtió en pesadilla en un puñado de minutos. Todavía tiene en la mente dando vueltas las imágenes de ese instante fatal: "Recién volvíamos de la playa. Él subió al departamento porque le dolía la cabeza, ahí vomitó, se descompensó y dejó de reaccionar; desde ese momento no volvió a abrir los ojos".

Ahora todo son problemas ya que no contaban con asistencia al viajero y los costos del tratamiento pueden llegar a ser muy altos. Además del drama y de tener que asimilar el golpazo, la familia debe resolver los conflictos económicos que surgieron ante este imponderable. 

 

"Todavía no sabemos cuánto va a costar y él no tenía asistencia al viajero. Encima nosotros no hablamos portugués, estamos pasando un momento horrible, es desesperante", lamentó Wanda. Desde el consulado argentino en Florianópolis se comunicaron con la familia cordobesa y prometieron hacerse cargo del traslado, pero no de todos los otros gastos. En tanto desde el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia se comprometieron a ponerse en contacto con la familia para asistirlos.

Por último, Wanda también utilizó las redes sociales para pedir ayuda y tal vez, algún milagro: "Amigos de Facebook por favor recemos por Gustavo. Está delicado de salud, sufrió un ACV que le hizo mucho daño y ahora está en un coma inducido y necesitamos que la gente rece por él, lo último que vamos a perder es la fe!".