+ Deportes Lunes, 19 de noviembre de 2018 | Edición impresa

Definido el cuadro de semifinales

ACSM, actual campeón, barrió a Macabi, en tanto Atenas y Murialdo necesitaron de un tercer juego para estar entre los 4 mejores.

Por G. Villarroel - G. Insegna - De nuestra redacción

Los mejores cuatro del Clausura están confirmados y la Superliga local entró en su etapa de definiciones. Rivadavia había barrido su serie, al igual que el actual monarca, el Atlético Club Atlético San Martín. Pero restaban dos vacantes para confirmar el cuadro de semifinales y anoche, tanto Atenas Sport Club como Leonardo Murialdo sellaron sus boletos para la gran cita.

Batacazo. Contra algunos pronósticos, el Apache derrotó como visitante a la Asociación Deportiva Anzorena, por 93 a 75 y será el próximo de Murialdo en semis. Para el quinteto de Martín Ramos, Joel Sierra fue su hombre gol con 22 puntos, bien secundado por Barrie Osman con 19.

 

En Villanueva, al Canario no hay con qué darle. Leonardo Murialdo es una constante muestra de carácter, compañerismo, compromiso y amor por la camiseta. Con una gran base de jugadores del club más dos refuerzos (Egas y Martínez), construyeron un equipo que no conoce desafíos difíciles y propone juego ante cualquiera que se le ponga en frente.

Desde el primer cuarto, Murialdo fue superior, aunque fue de menor a mayor. Con una gran actuación de Furlanetto se llevaron el primer chico 22-14.

En el segundo, el Verde intentó jugar mucho en la zona pintada pero en frente tenía a Ernesto Ponti y Martínez que se hicieron muy fuertes. Del otro lado, la buena labor en ataque de los canteranos Moreno y el propio “Tito” Ponti, sumado a la vuelta a la cancha de Egas, tuvieron más dinámica en ataque, buscando siempre al hombre libre.

 

Y en el tercer período vino el quiebre. Los locales demostraron que contra ellos no funciona nada. Junín dobló marcas, alternó defensas zonales, hizo doble marca a Martínez e incluso tuvo un quinteto con mayo altura, pero no pudo hacer nada. Sumado a eso, Pablo Furlanetto encestó 5 bombas desde el perímetro, aprovecharon las corridas y buenas penetraciones de Benito, y siempre mantuvieron el orden. Murialdo sigue demostrando que es un serio candidato en esta Superliga.