Arquitectura Lunes, 2 de marzo de 2020

Decorar la casa con obras de arte

"Vestir" las paredes, aportar un toque personal y hacer lucir cualquier ambiente ante las visitas son algunas de las funciones del arte.

Cada espacio de la casa tiene una capacidad distinta de acoger una obra. De acuerdo a los ambientes se pueden plantear qué tipos de objetos es posible incluir, creando un verdadero refugio con estancias únicas, funcionales y relajantes.

Para todos los gustos y de todas las épocas, las obras de arte dejaron de considerarse un bien de lujo para invitar a jugar con la decoración de todos los hogares y conseguir resultados únicos y personalizados.  

Integrar en una misma decoración varias obras de arte no siempre es fácil. Por ello te ofrecemos algunos tips y sugerencias para ayudarte a crear el ambiente deseado.

Tips

-Al elegir los cuadros o marcos con fotos para una habitación siempre es conveniente saber qué ambiente deseamos crear. Como aportan personalidad, definir el estilo ayudará en la elección.

-Enmarcar objetos que no fueron hechos para ser cuadros como mapas, láminas, hojas de revistas, fotografías, bandejas, dibujos infantiles, retazos de tela, tapices, hojas de revistas, estampillas, fotografías o espejos, es un recurso divertido que a su vez permite crear pequeñas obras de arte.

-La clave está siempre en intentar. Experimentar, mover objetos y cuadros hasta conseguir un diseño agradable y satisfactorio.

 

-Es importante que al proyectar la decoración de un espacio puntual el resultado final no sea una "galería de arte".

-En ambientes grandes y bien iluminados es posible disponer con mayor libertad la distribución y el tamaño de objetos de arte.

-Incorporar mobiliario de diseño y combinarlo con alfombras o elementos realizados artesanalmente es una asociación directa con los objetos de arte.

-La utilización de vinilos y ploteos en las paredes con láminas de artistas crean espacios únicos.

-La iluminación de las obras de arte ya sea en cuadros u objetos propone efectos interesantes en los ambientes.

-En los ambientes angostos y reducidos es conveniente colocar cuadros verticales. De esta forma se crea la ilusión óptica de un techo más alto y, por lo tanto, se genera sensación de mayor amplitud.