+ Deportes Opinión Martes, 13 de agosto de 2019 | Edición impresa

De Rossi, un fuera de serie - Por Leandro Aguilera

Por Leandro Aguilera - Periodista mendocino de TyC Sports

Llegó el día tan esperado por el fútbol argentino y mucho más por él. Desde que arribó a nuestro país, el 24 de julio, Daniele De Rossi, nacido hace 36 años en Roma, se mentalizó en poder debutar con la camiseta de Boca Juniors. Ese sueño, que se fue alimentando con su carrera como futbolista, hoy lo cumplirá cuando salte al terreno de juego del Ciudad de La Plata con la camiseta azul y oro. Se le hará realidad en este duelo por los dieciseisavos de final de la Copa Argentina ante Almagro. Ahí estaré, haciendo vestuarios en la transmisión de TyC Sports desde las 21:10hs, siendo testigo de lo que podemos denominar un encuentro histórico porque un futbolista de su jerarquía mundial jugará oficialmente en una competencia nacional. 

Mientras el país se debate con la suba del dólar y la poca confiabilidad del mercado, luego de las PASO todos los candidatos ya se posicionaron para llegar de la mejor manera a la votación de Octubre. El italiano Daniele De Rossi vino a jugar a Boca con un contrato pesificado. Esto demuestra que no se sumó al club Xeneize por una cuestión económica –esto ya lo tiene resuelto hace rato- si no que es por una decisión deportiva.

Por lo que su frase en la presentación “no podía perderme de vivir esta experiencia y se la recomiendo a cada jugador de fútbol que lo haga” ejemplifica lo que le pasa al mediocampista central.

¿Qué le aportará De Rossi a Boca? Calidad, juego para distribuir el balón, es un fuera de serie, posee mucha experiencia (tiene 117 partidos con la selección de Italia y más de 600 en la Roma) y un despliegue táctico que ostenta desde muy chico. Desde que llegó se puso de igual a igual con sus compañeros y, con humildad, comenzó a trabajar con muchas ganas, como si fuese un juvenil a punto de debutar. Hoy se sacará la ansiedad y eso le permitirá tener su bautismo en un compromiso por puntos. Luego le quedará hacerlo en la Bombonera, estadio que lo impactó y le encantó. Hace pocos días De Rossi estuvo con Maradona y en ese encuentro, en el domicilio del ex 10 de la selección Argentina, le confesó que cumplió algo que nunca pensó que iba a poder lograrlo y menos en Buenos Aires. Desde chico siguió la carrera de Diego en su país. Momento imborrable, con su ídolo, para el mediocampista que hoy se pondrá por primera vez, de manera formal, la casaca 16 junto a Capaldo a su lado para conformar el doble cinco.