+ Deportes Policiales Miércoles, 17 de julio de 2019

De máxima promesa del Tomba a acusado de homicidio: la vida del futbolista Luciano Pizarro

Conduciendo en estado de ebriedad, el jugador protagonizó un accidente en el que murió una joven de 17 años.

Por Redacción LA

Llegó a los 7 años al Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba con la ilusión de vestir la azul y blanca en primera división. Desde su arribo al Expreso mostró condiciones para convertirse en futbolista profesional. Tras 12 años de trabajo constante, Luciano Pizarro, hoy de 22 años, firmó su primer contrato con el Tomba, a pedido de Lucas Bernardi, en su primera etapa al frente del primer equipo, en 2017. El mediocampista tenía 19 años.

 

Hoy, una tragedia vial lo obliga a dejar su carrera de lado, al menos hasta que se resuelva su complicada situación. Quien fuera la máxima promesa de las inferiores del Tomba fue imputado de homicidio culposo agravado por la muerte de Luna Celeste Gangemi (17).

Golazo de Lucas ante La Lepra

El deportista protagonizó un incidente en la esquina de Tiburcio Benegas e Italia de Godoy Cruz la madrugada del domingo. El futbolista venía de celebrar su cumpleaños y viajaba, junto a su novia, al mando de un Ford Fiesta.

En esa esquina chocó contra una moto en la que venían tres jóvenes. La menor de 17 años murió en el lugar. El deportista habría cruzado el semáforo en rojo en esa intersección, por lo que recibió la imputación. El fiscal Fernando Giunta le permitirá recuperar la libertad con una caución de 1 millón de pesos. Al acusado el test de alcoholemia le dio 0.90 gramos de alcohol en sangre, superando lo permitido para conducir que es 0.5. 

 

“Mi sueño es debutar en Primera”

Luciano ya había demostrado su talento en torneos de reserva y Liga Mendocina. En 2017, con 19 años, firmó su primer contrato profesional con Godoy Cruz. Una gran actuación en un amistoso de pretemporada cautivó al DT Lucas Bernardi, quien decidió sumarlo a los entrenamientos y posteriormente al viaje de pretemporada.

Declaraciones

“Mi sueño es debutar en Primera, esto es un envión anímico muy grande pero tengo que seguir trabajando para llegar a eso”, dijo en ese momento el futbolista al equipo de prense del club. “Soy un volante mixto, puedo jugar de 5 de 8 o de lateral derecho, estoy dispuesto a jugar de lo que necesite el equipo”, agregó.

Su único gol en Primera

El 13 de junio de ese año, debutó en la red. Convirtió el tercer tanto en la goleado del Tomba ante Santamarina de Tandil por Copa Argentina. Luciano se estaba afianzando en Primera, sumó minutos en el torneo local y en las copas Libertadores y Argentina.

Sin embargo, una grave lesión durante una pretemporada en 2018 puso un freno en su carrera: rotura de ligamentos y nueve meses afuera del césped. En septiembre, también de ese año, regresó a las canchas en un partido de reserva ante San Lorenzo, en el predio de Coquimbito. En 2019, sufrió un lesión similar. Al momento del fatal accidente estaba realizando la rehabilitación para volver a jugar.