Sup. Economía Domingo, 8 de marzo de 2020 | Edición impresa

Dante “Chiche” Zaina: “Hoy vuelve el concepto de los antiguos barrios residenciales”

Asegura que por los altos costos y el microclima de los barrios privados muchos prefieren volver a sistemas de casas abiertos.

Por Sandra Conte - sconte@losandes.com.ar

Aunque es el creador del Barrio Furlotti, uno de los primeros conglomerados privados de la provincia, Dante “Chiche” Zaina apunta a un nuevo concepto en el Vista Michelo. En lugar de un ámbito cerrado, aprovechó la protección que hace que el predio sobre calle 25 de mayo (de Maipú) esté rodeado de otros con cierre, para volver a un espacio abierto, con monitoreo de cámaras de seguridad.

En cuanto a los motivos por los que optó por este tipo de propuesta, que implica que tres de los cuatro límites estén cerrados por los barrios colindantes, explica que las altas expensas de los barrios que cuentan con “amenities” (seguridad, SUM, piscina y hasta escuelas), terminan siendo algo difícil de afrontar para los propietarios y aún más para los inquilinos cuando la propiedad se alquila. 

Pero también plantea que los barrios cerrados tienden a favorecer que los habitantes empiecen a prestarle demasiada atención a lo que ocurre dentro de esa pequeña comunidad. En cambio, los conglomerados abiertos propician la participación más amplia en el contexto. De ahí que sus nuevos proyectos tiendan a recuperar el espíritu del barrio de antaño.

 

-¿Qué proyectos inmobiliarios está desarrollando en este momento?

-Dos. Uno se llama Arauca y otro Vista Michelo. Dado el problema que hay de infraestructura de servicios, agua y cloacas, que está en todos los departamentos, acá en Maipú tomaron la medida de detener las nuevas obras. También para cuidar las fincas, porque no es bueno que desaparezcan.

Yo dije que no había problema, que todo lo que sea para el bien del pueblo donde nací, me parece bien. Así, en lugar de hacer en Villa Arauca, que es el que está detrás del Arauca Mall, cuatro departamentos por terreno, dejaba los que ya están construidos y los otros lo voy a dejar para una sola vivienda.

Y en el Vista Michelo que también estaba avanzando e íbamos a hacer dos viviendas por terreno, vamos a hacer sólo uno por la misma situación.

-¿Cuál es el nuevo concepto de estos conglomerados?

-Tanto Arauca como Vista Michelo son barrios abiertos, que están dentro de un cajón.

Rodeados de barrios cerrados pero sin cierre propio. Sí, están monitoreados con muchas cámaras, pero cada vecino lo maneja desde el celular, con un programa sin costo. Las cámaras son un beneficio para la sociedad en su conjunto, porque le sirve a la policía o al municipio.

También tienen áreas verdes. Son como los antiguos barrios residenciales, donde los vecinos se comunicaban entre ellos sin ninguna barrera. 

-¿Tiene algún otro proyecto en carpeta?

Sí. Un complejo de tres torres en altura, hasta donde permite la municipalidad, con un área comercial, de oficinas, clínica, bancos. En un terreno de tres hectáreas. Pero está paralizado por lo de agua y cloacas. Supongo que por lo menos serán unos 5 años más. 

-Más allá de que sus emprendimientos se venden, la construcción privada está paralizada, ¿qué se necesita para que se reactive?

Créditos como en los países desarrollados, donde la cuota no es mucho más alta que un alquiler. Está bien que ahora en la mayoría de los hogares hay dos ingresos, pero entre la mujer y el hombre ganan lo que antes ganaba sólo él. Y en muchos casos no alcanza para comprar una casa. 

También es importante que los inversionistas tengan capital propio. Nosotros construimos así y nunca hemos tenido un problema con una escritura, que entregamos de inmediato. Pero está pasando que hay complejos en los que los clientes pagaron, pero llegaron hasta un punto y ahora no pueden seguir avanzando. Estamos pasando un momento difícil.

 

Un empresario que rompe los estereotipos

Aparece con una remera fucsia, jean oscuro, zapatillas y anteojos de sol, con un aire de estar en casa que aleja de inmediato las pretensiones de formalidad. Es que, como presidente del Arena, se siente a sus anchas en el espacio que visualizó como un nuevo centro de Maipú, en uno de sus numerosos viajes, y apuntó en una servilleta en el avión.

Chiche Zaina invita con naturalidad a hablar persona a persona, de logros y momentos difíciles. De insistir en que “la vida te da y te saca”. No oculta que en su celular -de $15 mil porque otro más complejo no le interesa- lleva pegada una estampita de San Expedito. Aún más, se reconoce devoto del santo que lo ha ayudado en múltiples oportunidades, pese a que no recuerda cómo llegó a él.

 

Perfil

Dante Zaina (73) es presidente del Arena Maipú Casino & Resort y desarrollador inmobiliario. En los ‘90 comenzó a desarrollar el barrio Furlotti, en los terrenos de la bodega en la que él mismo nació, cuando en la provincia sólo estaba el Dalvian y Palmares. Se enorgullece de haber generado un polo de entretenimiento que trasladó, de cierto modo, el núcleo del departamento y también de haber generado diversos emprendimientos habitacionales y comerciales en las inmediaciones del Arena.