Guarda14 Miércoles, 3 de julio de 2019

Cuando vino y gastronomía se acompañan a la perfección

Un recorrido por la Diplomatic Luxury Wines para conocer las opiniones de entendidos y bon vivants sobre maridajes y preferencias.

Por Florencia Da Souza

Al pasar, un reconocido enólogo mendocino -un poco en broma y con cierta ironía- dijo: “estoy tratando de encontrar un vino malo, pero es imposible”. La escena sucedió en la Diplomatic Luxury Wines, cuando el experto recorría las islas donde se encontraban las más de 150 etiquetas de importantes bodegas del país.

Está claro que al tratarse de un acontecimiento que reúne etiquetas tope de gama, difícilmente haya alguna que no guste y que, sobre todo, no encuentre su punto de maridaje con la gastronomía que el chef Claudio Lucero elaboró para la ocasión. Gastronomía, por cierto, de lujo con ingredientes originales que la convirtieron en única e irresistible.

Causa limeña, uno de los favoritos de la noche. / Gentileza

Guarda 14 visitó este encuentro enogastronómico y recogió la opinión de algunos de los asistentes en busca del mejor maridaje de la noche y de los vinos destacados.

El tinto y el blanco que sorprendieron

Entre más de 150 etiquetas, elegir una preferencia puede llegar a ser una tarea complicada. Sin embargo, fue notoria la coincidencia de varios de los consumidores que destacaron dos vinos que resultaron la sorpresa de la noche.

 

Por un lado, el blend de blancas de Susana Balbo se llevó todos los aplausos. Compuesto por sauvignon blanc, torrontés y semillón, y con un paso corto de barrica fue uno de los vinos más comentados por muchos de los presentes. Y para disfrutarlo a pleno, la sugerencia de otros tantos fue maridarlo con un plato de vieiras con salsa de vino blanco y cebolla con manteca. "Una combinación que no puede ser más acertada”, aseguraron los entendidos.

Por el otro, el tinto que sobresalió y que también fue ampliamente recomendado fue un ancelotta de Cafayate de Bodegas Piatelli.

“Siempre, en un encuentro de estas características, en donde la diversidad es muy grande, me gusta distinguir o resaltar alguna variedad o región. Aquí, me he asombrado con muchas variedades, presentaciones o botellas muy interesantes. Vinos de Cafayate, como el de Piatelli, pero también con espumosos o blancos como el de Riglos”, apuntó el sommelier Luis Mantegini, quien agregó: “El público de esta feria se encuentra con un nivel muy diverso del vino argentino que está creciendo permanentemente a nivel cualitativo”.

Más de 150 etiquetas de bodegas nacionales para degustar. / Gentileza.

Tintos con carnes y frutos de mar

Es sabido que el mejor maridaje es aquel que más gusta, sin necesidad de seguir algunas reglas sobre el mismo. La prueba está en que la idea de este festival apunta a que se pueda degustar los diferentes platillos (servidos en porciones ideales para recorrer todas las opciones) con más de un vino para comparar, elegir y lograr la combinación ideal según cada uno.

Rosario Ariño, responsable de Marketing de Palmares, se animó y sin dudas dijo que el mejor maridaje que encontró fue una hamburguesa de langostino -uno de los platos estrella que se repite en cada edición- con cabernet sauvignon Primus de Salentein. “La hamburguesa tiene una capa de hierbas, aceitunas, queso y pan de algarroba; todos sabores muy potentes más allá de que su ingrediente principal sea langostino. El cabernet sauvignon tiene estructura importante, con una gran presencia en boca que le queda perfecto al plato”, sostuvo.

Los postres, otro de los aciertos del chef Claudio Lucero. / Gentileza

Por su parte, el contador Quito Simone, integrante del Club Mendoza Gourmet, se inclinó por un arrollado de ternera con un blend de malbec, syrah y merlot de Cuvellier de los Andes. “La ternera está realmente bien saborizada y liviana. Creo que la idea del chef era lograr elaboraciones suaves. Para mí, este vino acompaña perfectamente porque no tapa sus sabores”, dijo

Bodegas en la mira de otras bodegas

Acontecimientos como éste, en los que el vino y la gastronomía son protagonistas, suelen ser el punto de reunión de turistas -sobre todo brasileños-, de mendocinos que empiezan a interesarse por conocer y tomar vino, pero también de colegas de bodegas que ven la oportunidad para enterarse de nuevos productos, del trabajo que están realizando otros enólogos y de saber cómo están posicionados los vinos que representan.

 

“Aprovecho estos momentos para probar novedades y siempre me gusta preguntar a enólogos de otras bodegas qué les sorprendió para poder seguir sus sugerencias. Probar vinos de terroir es otro criterio que elijo en oportunidades de tener tantas etiquetas a disposición”, comentó María Lorena Cépparo, gerenta de Eventos y Comunicación Enológica de Chandon.

En esta misma línea, Victoria Acosta, jefa de Comunicación y Asuntos Corporativos de Trivento, agregó: “A mí me gusta entender qué están buscando los enólogos cuando hacen sus vinos y cuáles son las preferencias de los consumidores. Ambos puntos son interesantes y suman a nuestro trabajo”.

Como mejor maridaje, ambas profesionales bucearon entre las etiquetas presentes de sus bodegas para acompañar los distintos platos.

Cépparo admiró el maridaje de una causa limeña con el espumante Brut Nature “fue una combinación muy buena entre la acidez, el cuerpo y la untuosidad en boca de este espumante con esa nota cítrica y herbal que tenía el plato, además de la trucha y las aceitunas”.

 

Acosta eligió con Syrah Golden Reserve Black Series 2017 de la bodega de Maipú para acompañar una crema de papa con cordero asado a bajas temperaturas. “Fue difícil, pero estaba segura que este varietal sería perfecto para una carne como el cordero y me gustó”.

"La gente le da valor a la propuesta", dijeron sus organizadores. / Gentileza.

El resumen

Pasó una nueva y exitosa edición de esta feria de lujo que volvió a sorprender por la calidad de su gastronomía y la de los vinos degustados. Sus organizadores, luego de esta cuarta edición, expresaron: “Estamos gratamente sorprendidos porque el público sigue respondiendo a la propuesta y vemos que la gente le atribuye valor. Creemos que es una experiencia sobresaliente”.

 

Con estas palabras, volvemos al principio de la nota: “Hoy es muy difícil venir a un evento como el de hoy y encontrar un vino malo. Todas las bodegas están haciendo vinos de una calidad sobresaliente y la gastronomía está a la altura de estos productos”, finalizaron.