Turismo Domingo, 13 de octubre de 2019 | Edición impresa

Cruceros: los circuitos, barcos y servicios

De cara al verano, los barcos llegan a Sudamérica para recorrer las costas de Argentina, Uruguay, Brasil y Chile.

Por Grisel Isaac - Especial para Los Andes

La propuesta es tentadora en términos de servicio, comodidad y, según el tipo de producto, precios.

Más grande o más chico; para varios miles de pasajeros o para unos cientos; más lujoso o más económico; con itinerarios de 3 o 4 noches, de 7 u 8, de 14 o muchas más: el crucero es un gran hotel flotante con todo incluido que invita a conocer distintos destinos dentro de una región.

Alojamiento, comidas y entretenimiento están resueltos y tampoco hay que preocuparse por cómo moverse de un lado al otro. Es más, el viaje, la diversión y las vacaciones comienzan apenas uno pone un pie a bordo y se completa con la posibilidad de visitar un nuevo lugar cada día.

 

Sea por la conveniencia que representa este tipo de producto para muchos viajeros, por la variedad de itinerarios y barcos a nivel mundial o por la posibilidad de hacer viajes multigeneracionales, en pareja, con amigos o con chicos de diversas edades, lo cierto es que la cantidad de cruceros y cruceristas crece año a año. En 2016 hubo 25.155.000 pasajeros en todo el mundo que tomaron un crucero, mientras que durante 2018 esa cifra creció a 28.515.000.

La Argentina no escapa a esta tendencia, pese a los vaivenes de la economía. Desde el Centro de Navegación -asociación civil que representa a las agencias marítimas- señalan que la industria de cruceros ha tenido un crecimiento del 50 por ciento en los últimos tres años comparando la cantidad de barcos que llegan a los tres principales puertos del país: Buenos Aires, Puerto Madryn (Chubut) y Ushuaia (Tierra del Fuego). Teniendo en cuenta esto, sumado a las mejoras en costos, normativa e infraestructura, se proyecta llegar -dicen en la asociación- a un millón de turistas arribados por vía marítima a la Argentina para 2023.

 

“(Los cruceros) Generan ingresos en toda la sociedad al ser parte de la industria del turismo, creando empleos directos e indirectos. Además, promueven nuevos turistas a futuro, ya que, estadísticamente, el turista que visita un destino de crucero y le gusta, en un 80 por ciento de las veces regresa a ese destino o su recomendación genera otra visita”, explica Pablo Tsolis, secretario del Centro de Navegación.

Innovación constante

Pero no solo las estadísticas dan cuenta de una industria en expansión. También la constante innovación a partir de la inversión en nuevos barcos, la renovación de los ya existentes, la proyección de itinerarios a futuro o la incorporación de tecnología de punta marcan el paso de los cruceros.

 

Princess Cruises inaugura este mes el barco Sky Princess -con capacidad para 3.660 huéspedes- que estará navegando el Mediterráneo hasta fines de noviembre y luego cruzará el Atlántico para posicionarse en la zona del Caribe. Y para junio de 2020, la compañía tendrá un nuevo barco, el Enchanted Princess, con las mismas características.

En el caso de MSC Cruceros, el próximo 9 de noviembre realizará la ceremonia de bautismo del MSC Grandiosa en Hamburgo, Alemania, que será el barco más grande de la flota y tendrá 11 restaurantes, 21 bares y salones, espectáculos del Cirque du Soleil at Sea y un paseo de estilo mediterráneo en el corazón del barco. Al mismo tiempo, la compañía está construyendo cuatro cruceros de lujo que tendrán 481 cabinas y contarán con lo último en tecnología ambiental. El primero de estos “súper yates” se entregará en 2023.

 

En tanto, Norwegian Cruise Line (NCL) se prepara para la inauguración del Norwegian Encore, con capacidad para casi 4.000 huéspedes y una pista de karting de 2 pisos. Navegará desde Miami hacia el Caribe Este hasta abril de 2020.

También Pullmantur Cruceros introdujo cambios interesantes en sus servicios. A mediados de este año, creó The Factory, un programa de entretenimiento para los adolescentes de 12 a 17 años, que combina un espacio real y otro virtual. Cuenta también con un nuevo programa deportivo: “Cada vez más personas siguen un estilo de vida saludable, incorporando la práctica del deporte en su rutina. Conscientes de esta tendencia, implementamos este nuevo programa personalizado y adaptado a cada uno de nuestros pasajeros”, dice Richard Vogel, presidente y CEO de Pullmantur y agrega que hace poco, la compañía lanzó Gastrolab, una plataforma gastronómica liderada por el chef tres estrellas Michelin Jordi Cruz para redefinir y reinventar los menús y buffets de a bordo.

 

“La coyuntura actual no influye de la mejor manera, la gente se retrae y se toma su tiempo antes de decidir. De nuestro lado, tratamos de acomodarnos a esta situación presentándole al público nuevas promociones que se acomoden a los bolsillos”, explica Juan Manuel Figueirido, gerente comercial de Discover the World Argentina, representante de Princess Cruises, y que también comercializa otros cruceros como Holland America Line, Cunard Line, Seabourn, Hurtigruten y Windstar.

Princess tiene descuentos en las salidas de Sudamérica y acaba de lanzar un 2x1 en el Coral Princess que unirá Miami-Buenos Aires. También está vigente la promoción “tres a la vez” en algunas salidas para 2020: los pasajeros tienen incluidas bebidas no alcohólicas, propinas y créditos a bordo para sus gastos.

 

Por otro lado, Holland America ofrece la promoción 4x2: tercer y cuarto pasajero no pagan la tarifa del crucero -solo abonan las tasas portuarias- compartiendo cabina y aplica para diferentes salidas por Sudamérica, Caribe, Australia & Nueva Zelanda y Oriente.

No son los únicos buscando tácticas para salir al cruce de la crisis económica que atraviesa la Argentina.

MSC Cruceros propuso reservar un crucero con bebidas incluidas en almuerzo y cena a bordo del MSC Musica. “MSC Viajás o Viajás” aplica para todas las salidas -excepto Año Nuevo- que realice este barco en la próxima temporada 2019-2020. El paquete Dine & Drink incluye bebidas ilimitadas en almuerzo y cena para ser consumidas en el restaurante principal y/o en el buffet. Dentro de las opciones se podrá seleccionar desde vino por copa y cerveza tirada hasta gaseosas, jugos y agua mineral.

 

“Ajustamos los precios a las posibilidades de los pasajeros. Buscamos anticipar la demanda y crear beneficios sabiendo que hacia fin de año podríamos encontrar quizá un panorama más incierto”, señala Maxi González, director Comercial de Costa Cruceros, al tiempo que aclara que si bien el panorama general es negativo, la compañía está vendiendo a “niveles mejores” que el año pasado para esta misma época.

“La gente que puede viajar es gente que no va a renunciar a sus vacaciones. En este sentido, fue un ejercicio tratar de mostrar que el crucero es una buena alternativa para poder seguir contando con vacaciones de nivel internacional con precios competitivos”, agrega y detalla que Costa Cruceros ofrece hasta el 25 de noviembre descuentos de hasta el 50 por ciento para viajes por Sudamérica, Caribe, Mediterráneo y los llamados “destinos exóticos”.

 

“En un contexto de inestabilidad, el gasto se contiene y se piensa dos veces en qué se va a destinar el dinero; se planifica y priorizan las inversiones. Viajar -en definitiva, el ocio y el entretenimiento- se sitúa en un segundo escalón. Como el resto de empresas turísticas, la situación económica ha influido en nuestro volumen de reservas. No obstante, nos consta que este impacto está siendo mucho menor que la tendencia que impera en la industria”, explica Vogel, de Pullmantur.

“Quizás esto se deba a nuestro producto, diseñado especialmente para el público latino y todo incluido -agrega-, una tremenda ayuda a la hora de controlar el gasto; el reconocimiento que tenemos dentro del mercado argentino y, por supuesto, la excelente relación que mantenemos con el canal de venta. De cara al futuro, somos positivos: viajar forma parte del ADN de los argentinos.”

 

Cruceros hay todo el año en distintos mares del mundo. Pero en Sudamérica, la temporada arranca en esta época, poco antes del verano, cuando los barcos de varias navieras ponen proa hacia el hemisferio sur y se quedan en esta región hasta fines de marzo o comienzos de abril. Los itinerarios cubren las costas de Argentina, Uruguay, Chile y Brasil, así que la elección pasa por qué tipo de vacaciones queremos: sol, playa y relax rumbo al norte vs. paisajes patagónicos, fiordos, fauna marina y un clima con mayor amplitud térmica que implica viajar tanto con la malla como con la campera en la valija.

“El mercado argentino es un destino destacado en nuestro plan estratégico. Por esto vemos con agrado la buena respuesta del público argentino a nuestras propuestas de vacaciones sobre el mar”, señala Javier Massignani, managing director de MSC Cruceros.

Una industria que creció 50% en tres años

Mientras en 2016 hubo 25.155.000 pasajeros en todo el mundo que tomaron un crucero, en 2018 ese número creció a 28.515.000. 

 

No escapa a esta tendencia la Argentina y, desde el Centro de Navegación (una asociación civil que representa a agencias marítimas) destacan que la industria de cruceros creció un 50% en los últimos tres años, al comparar la cantidad de barcos que llegan a los principales puertos: Buenos Aires, Puerto Madryn (Chubut) y Ushuaia (Tierra del Fuego). 

“Hace 20 años venían a Buenos Aires cruceros turísticos con unos 750 huéspedes. En esta temporada 2019/2020, uno de los barcos que va a venir es el Costa Pacifica y puede acomodar 3.780 huéspedes. Estas cifras hablan del crecimiento de la industria y, por supuesto, del aumento del consumo a bordo”, reflexiona el director de la web Noticias de Cruceros, Ricardo Marengo.