Economía Política Miércoles, 24 de abril de 2019

Cruce de la oposición y el oficialismo por "no hacer nada" ante abusos en las góndolas

Este martes comenzó el debate en la Cámara de Diputados. A pesar de las críticas, acordaron hacer un proyecto de ley en común.

Por Juan José Domínguez -Corresponsalía Buenos Aires

La Cámara de Diputados arrancó este martes el debate de los proyectos de ley de Góndolas, destinados a impedir abusos de posición dominante de las corporaciones alimenticias en los supermercados, con fuertes críticas de la oposición al gobierno de Mauricio Macri por "no hacer nada" para cuidar el bolsillo de los consumidores. En Cambiemos respondieron que en los 20 años anteriores tampoco hicieron nada.

Pese a las acusaciones cruzadas, Cambiemos, el Frente Renovador, el PJ y el FPV acordaron negociar un proyecto único para llevarlo al recinto lo más pronto posible. Para ello, en la sesión de este miércoles pedirán preferencia para que se trate en la siguiente, que se realizaría el miércoles 8 de mayo.

 

El texto final surgirá del trabajo en plenario de las comisiones de Defensa del Consumidor, Comercio y Legislación General, que analizarán al menos seis iniciativas ya presentadas: la de los diputados Marcela Passo (Frente Renovador), Juan Cabandié (FPV), Elisa Carrió (Cambiemos), Adriana Nazario (Córdoba Federal),  Alfredo Olmedo (Salta Somos Todos) y el mendocino José Luis Ramón (Protectora), en nombre de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que lidera el dirigente kirchnerista Juan Grabois.

Cruces

"Con el pretexto de cuestionar el tipo de metodología de algún funcionario de la gestión anterior que no gustó (en alusión al ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno), de pronto desapareció el Estado. Y no es una cosa o la otra. Como todo en la vida, hay un punto intermedio. El Estado no puede desaparecer. Pero hoy la sensación es que hoy no está", se quejó el diputado salteño Pablo Kosiner, al cuestionar al gobierno de Macri.

El presidente del Bloque Justicialista confirmó el deseo de la oposición de sancionar una ley de Góndolas, pero advirtió que ya está vigente la ley de Defensa de la Competencia, que le permite al Estado actuar de oficio cuando detecta estas situaciones de abuso de posición dominante.

 

"Vamos a acelerar la discusión y vamos a apostar a que salga un proyecto, pero cuidado con que de acá salga la percepción de que no hay nada para hacer hasta tanto no haya un proyecto: el Gobierno ya puede tomar medidas preventivas y ordenar situación de góndola preventivamente, si lo quisiera hacer. Las herramientas están", insistió Kosiner.

A su turno, la jefa del bloque massista, Graciela Camaño, afirmó que la ley de Góndolas "no implica una afectación presupuestaria ni compromete el acuerdo con el FMI" y reclamó un "compromiso más profundo por parte de los diputados del oficialismo" para aprobar una ley en el recinto.

Respuesta del PRO

El diputado Daniel Lipovetzky fue el encargo de contestarles a los opositores: "¿Hay un mercado concentrado? Sí. ¿Qué se hizo en los últimos 20 años? Nada. Acá están presentados muchos proyectos de espacios políticos que tuvieron la oportunidad de gobernar este país. ¿Y qué hicieron? Nada", cuestionó el representante del macrismo.

Lipovetzky destacó que durante el gobierno de Macri se sancionó la creación del Tribunal de Defensa de la Competencia y que ahora mismo se discute en el Congreso una ley de Góndolas, a diferencia de los años de gobierno de Cristina Kirchner, al que también cuestionó por "no publicar los verdaderos índices de inflación".

Qué dijeron los supermercadistas

Víctor Fera, dueño de Maxiconsumo y de las marcas Marolio y Molto, fue uno de los expositores invitados a la reunión de la comisión, por haber propuesto uno de los proyectos de ley junto con el kirchnerista Juan Grabois.

"Necesitamos libertad de competencia, que en la góndola haya cinco productos de distinta marca como mínimo y que ninguno ocupe más del 30 por ciento de espacio de la góndola. Si se cumple eso, no necesitaríamos Precios Cuidados", planteó el empresario y agregó que "si una marca tiene más del 70 de la góndola con sus productos, eso ya es delito".

 

A su turno, Pedro Antonio Oroz, representante de la Cámara y la Federación Argentina de Supermercados Chicos (no de las grandes cadenas), resaltó que el problema de la cadena son los proveedores y que no haya diferencias en el tratamiento fiscal entre los hipermercados y los comercios pymes.

"Fuimos a Río Negro y Neuquén a encontrarnos con los productores de peras y manzanas. No apareció ninguno, porque le venden a un señor que concentra, que tiene logística y frío y puede aguantar situaciones económicas, y exporta. Como supermercados, deberíamos tener la posibilidad de comprarles directamente a un productor", aseveró.

 

Agregó que lo mismo ocurrió en Tucumán, con los productores de limón. "No hay exportador de limones que les vendan a los supermercados argentinos. Por eso se tiene que analizar cómo funciona la cadena de valor, no solamente si el supermercado concentra o no los productos en la góndola", planteó Oroz.

También señaló que "el 50% o el 60% del precio que se paga en la góndola son impuestos" y que "la pyme argentina necesita un régimen laboral específico", porque "no puede ser que el empleado de un supermercado pyme cobre lo mismo que uno de una gran cadena, que factura hoy por hoy 30.000 mil millones de pesos".

"La Sepyme acaba de actualizar la lista de empresas para ser pyme y está en 1.000 millones. Hay un agujero ahí que no reciben ningún beneficio de la Sepyme, como diferir el IVA, tener acceso a crédito, está en el limbo. Toda esa gente es argentina, es pyme argentina", afirmó.