Sociedad Policiales Lunes, 3 de septiembre de 2018

Cronología del caso Fortunato, la trágica muerte que terminó con una condena de tres años

Julieta Silva fue sentenciada casi un año después de aquella madrugada trágica a la salida de un bar de San Rafael. Los detalles del caso.

Por Redacción LA

Casi un año después de la trágica madrugada, la Justicia sentenció a Julieta Silva por la muerte de Genaro Fortunato, quien fue atropellado a la salida de un bar en San Rafael. El caso conmocionó a Mendoza y terminó este 3 de septiembre con una condena por homicidio culposo: tres años y nueve meses de prisión, y ocho años de inhabilitación para manejar vehículos.

Las primeras noticias hablaban de un joven de 25 años que había muerto atropellado en San Rafael, un fallecido más que se sumaba a las estadísticas de accidentes viales de Mendoza. Pero con el correr de las horas, se fueron descubriendo detalles que le daban ribetes cinematográficos al hecho.

No se trataba de un joven más, sino de Genaro Fortunato, una joven promesa del rugby local. A su vez, el conductor del auto no era un tercero sino la novia de la víctima.

 

Desde entonces se tejieron decenas de historias e hipótesis, que finalmente culminaron en un “accidente”, según la sentencia que dio a conocer el Tribunal Penal Colegiado N°1 de San Rafael, compuesto por los jueces Rodolfo Luque, Julio Bittar y María Eugenia Laigle.

9 de septiembre de 2017

En la madrugada del 5 de septiembre de 2017, Silva y Fortunato salieron a bailar al bar “La Mona”, de San Rafael. Salieron alrededor de las 5 de la mañana bajo una intensa lluvia. Genaro, según las cámaras de seguridad, estaba ebrio. Ella había tomado alcohol, pero en menor cantidad.

Ambos mantuvieron una acalorada discusión al dirigirse al auto que estaba estacionado sobre calle El Chañaral. Julieta tomó el mando, pero Genaro intentó disuadirla desde afuera del vehículo. Cayó al suelo segundos más tarde, tras correr a la par del vehículo.

 

Según las pericias, la imputada salió con su auto que estaba estacionado en el carril derecho, hizo 150 metros, giró en U y volvió en dirección a la ruta. El chico estaba en el piso reponiéndose y es ahí cuando ella lo atropelló y lo arrastró más de tres metros hasta que se detuvo.

Cuando se bajó vio el cuerpo de su novio sin vida en medio de la calzada: le había aplastado la cabeza.

Los peritajes toxicológicos realizados al cuerpo del rugbier indicaron que al momento del hecho tenía 1,8 de alcohol en sangre, mientras que la mujer 0,8, cuando el máximo permitido para manejar es de 0,5.

12 de septiembre de 2017

La fiscal Andrea Rossi imputa a Julieta Silva por "homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía y en concurso ideal", por lo que quedó detenida y fue trasladada a la penitenciaría de San Rafael.

Aparece la ex novia de Fortunato en escena. Agostina Quiroga Arana, quien estaba embarazada del joven, negó la teoría que afirmaba que ella la había mandado un mensaje a Genaro y que eso había sido el comienzo de una discusión que terminó con la muerte del rugbier. Presentó su teléfono celular a la Justicia como prueba.

15 de septiembre de 2017

Amigos y familiares de Genaro Fortunato marchan por justicia en San Rafael.

 

19 de septiembre de 2017

El testimonio de un odontólogo complica a Silva. "Estaba feo, llovía o lloviznaba, era una garúa. Miré hacia donde iba el cuidacoches y vi una persona tirada sobre la calle, en forma perpendicular, con su cabeza en dirección a la banquina. Yo calculo que venía a 60 km/h. A todo esto había una persona tirada en la calle y yo pensé que iba a frenar. Pero no frenó, pasó por encima de la persona que estaba tirada", dijo el testigo.

29 de septiembre de 2017

La pericia oftalmológica arroja que Silva padece astigmatismo de -3 en ambos ojos, lo que la obligaba a utilizar anteojos para conducir.

7 de octubre de 2017

La pericia psiquiátrica indica que la mujer "podía ser peligrosa para terceros y que no estaban en condiciones de garantizar que Silva pudiera someterse a las condiciones de una prisión domiciliaria".

 

10 de octubre de 2017

La Justicia le niega la prisión domiciliaria a Silva. La joven manifestó: “Acá no hay estrategia, la única verdad es que no lo vi. Perdón por no haber podido evitarlo, no hay peor condena de la que voy a llevar toda mi vida. Y son mis hijos los únicos que me pueden ayudar a sobrellevar esto”.

12 de octubre de 2017

Alejandro Cazabán asume la defensa de Silva. Sería el inicio de una estrategia basada en desestimar el vínculo de pareja entre la acusada y Fortunato, además de aportar pruebas de que se trató de un accidente.

24 de octubre de 2017

Una nueva pericia sobre el auto de Julieta la beneficia. Los uniformados de la Policía Científica determinaron que Silva no tenía una visión óptima en el vehículo. Cuando encendieron el vehículo, se puso en funcionamiento la señal de desempañamiento del parabrisas y corroboraron que la luz baja tenía un alcance de entre 20 y 22 metros de largo a una altura de 15 centímetros de alto.

 

Trasciende también el video de la cámaras de seguridad del bar “La Mona”. Allí se ve a la pareja en la puerta del boliche. Primero se ve salir por la puerta a ella y después a él. Fortunato se golpea con una baranda y ella lo auxilia. Después hablan en la calle.

31 de octubre de 2017

Cambia la imputación de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía" a dos posibles nuevas catátulas: homicidio simple con dolo eventual, es decir que arrolló a Fortunato sin evitar matarlo, y homicidio culposo (accidente). Julieta Silva logró prisión domiciliaria.

16 de marzo de 2018

Mientras continúa la investigación, se conocen mensajes deWhatsApp que se enviaron Genaro Fortunato con Julieta Silva hasta un día antes del trágico hecho en los que se profesaban amor eterno y hacían planes de vida que incluía compartir el mismo techo y tener hijos. De esta forma se intentaba probar el vínculo amoroso.

 

15 de mayo de 2018

Sale a luz el desgarrador audio de la llamada de Silva al 911, luego de atropellar a Fortunato. “Atropellé a alguien, no lo vi, no lo vi”, se les escucha decir desconsolada.

11 de julio de 2018

Se aparta de la causa el juez Ariel Hernández. Fue recusado por la familia de la víctima porque aseguraron que tiene vínculos con el abogado defensor de Julieta Silva, Alejandro Cazabán. En su lugar entró María Eugenia Laigle.

 

14 de agosto de 2018

Empieza el juicio contra Julieta Silva por la muerte del rugbier Genaro Fortunato. Ella asegura haber pisado un pozo al momento del trágico hecho.

 

30 de agosto de 2018

La fiscalía solicita 14 años de prisión para Silva e introduce un atenuante: el de la emoción violenta. Por su parte, la querella pide que le atribuyan a Silva el delito de homicidio agravado por el vínculo, que prevé reclusión perpetua. Y, como alternativa, 20 años de cárcel.

1 de septiembre de 2018

La defensa de Silva pide la absolución, ya que asegura que no se pudo confirmar que Genaro y Julieta eran amantes. También sostiene que el auto “iba a una velocidad normal” y traslada la responsabilidad a la víctima por el incidente fatal.

 

3 de septiembre de 2018

La Justicia condena a Silva a tres años y nueve meses de prisión y la inhabilita a manejar por ocho años. La mujer seguirá detenida en prisión domiciliaria.