Turismo Domingo, 26 de enero de 2020 | Edición impresa

Crónicas de viajes, nuevo boom literario

Cada vez aparecen más libros en el que se cuenta la experiencia vivida en un lugar del mundo determinado. Los más elegidos.

Por Redacción LA

“Viajar para contar es, sobre todo, ver lo que está, pero que nadie ve”, dice la periodista argentina Leila Guerriero. Las crónicas de viajes ofrecen nuevas miradas que nutren nuestra forma de comprender el mundo. No te pierdas estos cuatro libros ganadores de la Beca Michael Jacobs de crónica viajera otorgada por la Fundación Gabriel García Márquez y el ‘‘Hay Festival Cartagena de Indias’’, financiada por la Michael Jacobs Foundation for Travel Writing. Bolivia, Argentina, Jamaica, Colombia, Cuba y Nicaragua como nunca antes las conociste. 

Rigor Mortis. La normalidad es la muerte

En 2015 el español Álex Ayala Ugarte gana la primera Beca Michael Jacobs. Recorre el Altiplano, las llanuras, los valles bolivianos y escribe “Rigor mortis. La normalidad es la muerte”. Publicado en 2016 por la Editorial El Cuervo, estas 16 historias narran la relación cotidiana con la muerte desde Chaco hasta Titicaca. Se centra en situaciones cotidianas para construir un retrato repleto de momentos íntimos de la sociedad boliviana. 

 

Antártida. 25 días encerrado en el hielo

Federico Bianchini, argentino, gana en 2016 con su proyecto Antártida. 25 días encerrado en el hielo. En un aislamiento que duró casi un mes, el cronista profundiza en el trabajo científico de hombres y mujeres que investigan en una de las bases argentinas ubicadas en el territorio helado. El libro fue publicado en 2017 por Editorial Tusquets y declarado de interés por el Congreso de la Nación Argentina. 

Huellas negras, el rastro de la esclavitud

Diego Cobo, español, realiza una serie de reportajes que se enfocan sobre las consecuencias que dejó el comercio de esclavos africanos en Colombia, Cuba, Jamaica, entre otros lugares. Fue el ganador de la tercera Beca en el 2017 con su libro titulado “Huellas negras, el rastro de la esclavitud”. Decenas de testimonios y miles de kilómetros recorridos se plasman en estas crónicas que abordan temas como la identidad, la memoria y la construcción del concepto de negritud. 

 

“A la gente le gusta que le cuentes cosas, en dosis adecuadas, en un tono humilde y confidencial, y entonces creen que te conocen, pero no es verdad, (…). Lo que hacen es rellenar estas lagunas con sus propios sentimientos y opiniones y suposiciones, con lo que componen una vida nueva que tiene poco que ver con la tuya, y de este modo proteges tu intimidad”.

Una casa en el bosque noruego. El viudo solitario que vive en ella y recuerda un verano. El verano del 48 en el que todo cambió. El verano en que dejó de ser niño para hacerse adulto.

 

Intimista, contemplativa, plácida. Una lectura sumamente disfrutable y que encima, engancha. El verano perfecto para una tarde otoñal.

Volcánica, crónicas desde un país en erupción

Sabrina Duque, ecuatoriana, gana en 2018 con su proyecto “VolcáNica, crónicas desde un país en erupción”. Una mirada aguda en clave de crónica de viajes sobre la cotidianidad de los habitantes de esta tierra de volcanes que permiten conocer a Nicaragua de una manera íntima. En ese recorrido habla de los nietos de la Revolución Sandinista, de explosiones, llamaradas, de la lucha pacífica en contra de la dictadura Ortega Murillo. Pero, sobre todo, profundiza sobre la relación entre la naturaleza y el pueblo descrita por la autora como “una relación supercercana, amorosa, hasta suicida”.