Policiales Jueves, 11 de abril de 2019

Crimen de Nahuel: ¿Tarzán podría ser condenado a perpetua?

El único detenido es menor de edad y ahora está acusado de "homicidio criminis causa", delito que tiene como pena la prisión perpetua.

Por Oscar Guillén

La situación procesal de "Tarzán", el adolescente de 16 años que está acusado del asesinato de joven RRPP Roberto Nahuel Vitali (18), se agravó en las últimas horas: ahora está acusado de "homicidio criminis causa", delito que tiene como única pena la prisión perpetua.

Pero, ¿podría recibir perpetua luego de que Mendoza fuera condenada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por haber sentenciado a prisión perpetua a dos menroes, uno de ellos Ricardo "El Perro" Videla, quien murió en la cárcel cumpliendo la condena?

En principio parece imposible; lo más probable es que se lo condene homicidio criminis causa, si es considerado culpable y se le imponga una pena de 10 a 15 años que corresponde a la tentiva de homicido criminis causa.

 


Tras la muerte del tarjetero, ocurrida el sábado pasado en la zona de los boliches de Godoy Cruz, el homicidio fue instruido por el fiscal Horacio Cadile, quien caratuló el caso como "homicidio en ocasión de robo". Cuando "Tarzán" de detenido y se determinó que es menor, el caso fue girado a la Justicia de Menores donde se decidió que se trató de un homicidio criminis causa.

La diferencia entre ambos delitos es sustancial: "el homicidio en ocasión de robo" se produce cuando la intención del delincuente es robar y, por resistencia o accidente, se produce una muerte. En cambio, el "homicidio criminis causa" significa que se mata con la intención de ocultar otro delito; en este caso, el robo de las zapatillas de la víctima. 

 


Todo indicaría que le agravamiento establecido estaría dado por la versión que habría dado el otro chico que presenció el hecho y terminó denunciando a Tarzán y quedó como "testigo" en la causa.

El cambio de calificación se traduce también en una futura pena.  El homicidio en ocasión de robo tiene penas que 10 a los 25 años. Para un menor la pena se reduce a un tercio, lo que significaría que podría haber recibido en 3 años y 4 meses a los 8 años y 4 meses.

"Es imposible"

 

Ahora, con la imputación "criminis causa" la resolución final de caso resultará altamente polémica. Es que julio de 2013, CIDH dictaminó que eran inconstitucionales las condenas a perpetuidad de  5 jóvenes, dos de ellos mendocinos:  Ricardo "El Perro" Videla -ya fallecido- y Saúl Roldán. 

Para la CIDH quedó establecido "la responsabilidad internacional de Argentina por la violación de los derechos a la integridad y libertad personales".

 


El fallo recayó directamente en Mendoza y repercutió en el Código Procesal Penal local, que en ese momento a contramano de la Nación no aplicaba la amplitud del recurso casatorio, lo que permite una revisión más detallada de cada una de las sentencias.

"Dichas penas, por su propia naturaleza, no cumplen con la finalidad de reintegración social de los niños, ya que implican la máxima exclusión del niño de la sociedad", indicó la CIDH.

"Es imposible que se le dicte perpetua a un menor porque Corte Interamericana dijo que no se puede imponer esta pena. Además la cámara penal de menores de Mendoza ya no puso más este tipo de penas", advirtió Fernando Peñaloza, el abogado mendocino que llevó al CIDH los dos casos locales.

Peñaloza recordó que después de este fallo, la Corte provincial revisó la condena del chico Saúl Roldán y le impuso 15 años de cárcel.

En ese momento la Corte redujo la pena tomando como referencia que la tentativa de homicidio criminis causa tiene una pena de 10 a 15 años.