Brand Content Miércoles, 30 de octubre de 2019

Crecimiento y visibilidad, claves de la gestión en la Universidad Maza

El actual equipo de conducción de la Universidad Maza está concluyendo su tercera gestión (período 2016/2020).

Al frente de la misma se encuentra su rector, Prof. Méd. Daniel Miranda, junto a las vicerrectoras, Dra. Viviana Catalano (académica) y Mg. Mónica Torrecilla (de Investigación, Extensión y Vinculación). Este equipo ha estado presente en estos 10 años de desarrollo institucional (el primer período abarcó de 2010 al 2012 y el segundo, de 2012 a 2016) acompañado del vicerrector administrativo, Cdor. Renato Morelli, quien luego fue reemplazado por el Cdor. Gustavo Moyano en su rol de gerente de Administración y Finanzas.

Dialogamos con el rector Daniel Miranda, quien realizó un balance de la tarea realizada a lo largo de estos 10 años al frente del equipo de la Universidad Maza:

-¿Cómo resumiría esta tercera gestión de su equipo?

Creo que ha sido trascendental para darle crecimiento y visibilidad a la Universidad Maza dentro del concierto de las universidades de gestión pública, tanto privadas como estatales. Justamente este crecimiento y visibilidad hacen que formemos parte en forma directa y a través de la comisión directiva, del Consejo de Rectores de Universidades Privadas. También es muy importante la tarea que se realiza a través de la Red Andina de Universidades, integrada por casas de estudios de Mendoza, San Juan, San Luis y La Rioja.

-¿Qué distingue a la UMaza del resto de las universidades?

Diría que hay 4 características que nos destacan. La primera tiene que ver con un proceso de territorialización, que nos ha permitido tener una presencia real en toda la provincia a través de nuestras 5 sedes: Gran Mendoza, en Guaymallén; Sede Norte, en Lavalle; Sede Este en San Martín y Junín; Sede Valle de Uco en Tunuyán y Sede Sur, en San Rafael. Esto, indudablemente, acerca la educación superior a los jóvenes de toda la provincia, evita el desarraigo y favorece que jóvenes profesionales se queden a ejercer en su lugar de origen.

En segundo lugar, tengo que mencionar la relación de la Universidad con la comunidad, la cual se ve reflejada en las campañas solidarias encaradas tanto por el voluntariado de la Universidad Maza como por los alumnos del colegio secundario Cumaza. Esta solidaridad se hace presente cuando surgen necesidades de nuestra sociedad referidas a contingencias y urgencias que pueden afectarla. En este sentido se trabaja mucho con instituciones como la Fundación De Todo Corazón, Fundavita, Valos y Banco de Alimentos, por mencionar algunas.

El tercer y cuarto puntos van unidos, y son fundamentales: nos distingue el tener un personal docente de excelencia y con un gran sentido de pertenencia, y un personal no docente de apoyo que demuestra día a día su gran capacidad de trabajo y su vocación de servicio, poniéndose a disposición de los estudiantes, los docentes y la institución.

La Universidad Maza cuenta con 5 sedes en la provincia.

-¿Cuáles han sido los principales ejes de trabajo desarrollados en estos 10 años de labor?

Uno de ellos ha sido la internacionalización, es decir, trascender a nivel de otros países de Europa y Latinoamérica que tienen las mismas características socioeconómicas y culturales, con los cuales nos une el idioma y la historia. En este sentido, tenemos dobles titulaciones con Perú, por ejemplo, a través de la Universidad San Juan Bautista, así como con la Universidad de Borgoña, Francia. Esto ha llevado también a la  movilidad no solo de estudiantes, sino también de docentes y de personal de gestión.

Otro eje ha sido el proceso de territorialización que mencioné anteriormente, a través del crecimiento de sedes y la presencia de la Universidad en el interior de la provincia.

El emprendedorismo, la innovación tecnológica y la transferencia a la sociedad son temas fundamentales. El área de Ciencia y Técnica, a través del desarrollo de la dimensión investigación, ha marcado un hito fundamental en los últimos años en cuanto a la gestión de nuestro equipo de Rectorado. Siempre teniendo presente que estos proyectos de investigación deben tener gran aplicabilidad y estar en relación directa con las necesidades de la sociedad y la posibilidad de brindar servicios a la misma.

-¿Cuáles considera que han sido los principales logros alcanzados?

Entre ellos figura haber recibido la aprobación -en relación a la segunda evaluación institucional externa- a cargo de la Coneau, ente que rige las condiciones y evalúa el rendimiento académico de la investigación, la extensión, la gestión y la vinculación con la comunidad.

También hemos ingresado en un proceso de autoevaluación del área de Ciencia y Técnica, a través de la Secretaría de Ciencia y Técnica que depende del Ministerio de Educación, en relación directa con la Agencia de Investigación y el Conicet.

Del mismo modo, ingresamos en un proceso autoevaluación de todas las actividades de internacionalización a través del Programa de Internacionalización de la Educación Superior y Cooperación Internacional (PIESCI). Este programa evalúa en todos sus aspectos y requisitos lo que debe tener una universidad para proyectarse en el mundo.

-¿A qué proyectos se encuentran abocados, con miras al 2020?

Los proyectos son muchos y están relacionados con el crecimiento de la educación virtual, fundamentalmente. Tenemos como prioridad un mayor desarrollo del área de Educación a Distancia, también validado por Coneau y el Ministerio de Educación. Además estamos abocados a transformar el Campus Universitario en un Campus Inteligente, en el cual esté todo digitalizado. Y otro de los grandes proyectos es el desarrollar todas nuestras actividades en base a los ODS (Objetivos del Desarrollo Sostenible – Metas 2030) con lo que es Universidad Sustentable, Promotora de la Salud y todo lo relacionado con nuestro medio ambiente.

Daniel Miranda.

Una Universidad proyectada al mundo

Universidad Saludable. La Universidad Maza acreditó como Universidad Saludable ante el Ministerio de Salud de la Nación en el año 2015 y, luego de 2 años, reacreditó en el 2017. Es la segunda en alcanzar ese logro a nivel nacional y la primera en la región.

Investigación y Conocimiento. A través de su área de Ciencia y Técnica, ostenta algunas cifras como por ejemplo: más de $28 millones de inversión; 194 proyectos concluídos y 30 en ejecución; 190 becas rentadas; 600 docentes y estudiantes investigadores.

Internacionalización. La Universidad Maza busca ser una “universidad sin fronteras” y, desde 2011, ha incrementado la movilidad e intercambio sobre todo de alumnos, docentes, personal de gestión, investigadores y personal de apoyo.

Programas destinados a la comunidad. Entre ellos se destacan: inclusión laboral para personas con discapacidad; programa antitabáquico; capacitación gratuita en Lengua de Señas; programa de terminalidad educativa y programa Abuelos en Red.

Actividad física y deporte universitario. Desde el 2010 la Universidad Maza desarrolla el Programa de Actividad Física Universitaria - PAFU, destinado a los alumnos de 1er año de todas las carreras de la Universidad y en todas sus sedes. Además se destaca la activa participación en las competencias interuniversitarias de Mendoza y en otros eventos regionales y nacionales.

Responsabilidad social universitaria y solidaridad. La institución posee un Voluntariado desde 2010, que integra o promueve acciones con estudiantes, docentes, personal de apoyo y de gestión.