Sociedad Miércoles, 13 de marzo de 2019

Crean el primer ladrillo de filtros de cigarrillos

Será un material de construcción de excelente calidad y bajo precio.

Por Redacción LA

Un mendocino, que vivió fuera del país por varios años, regresó a la provincia con un emprendimiento de reciclado de las colillas de cigarrillos que transforman en ladrillos para la construcción.

 

Alexis Lemos, el emprendedor, en diálogo con Canal 9 Televida, contó que el proyecto está en fase de patentamiento en Buenos Aires y también en Chile. Además, explicó: “En total el ahorro para la obra es de un 40%, el ladrillo es de excelente calidad y bajo costo, está en Buenos Aires patentándose y también en Chile. Además, el diseño que tiene el ladrillo permite una construcción mucho más fácil, al ser un sistema tipo lego, así que, tenemos bastante fe que funcionará bien”.

Destacó cuántas colillas se utilizan: “Actualmente estamos usando 50 colillas para construir un ladrillo, tenemos dos formatos, uno, para muros y otro, para suelo. Trabajamos con dos fórmulas distintas, una, una especie de picadillo con las colillas y otro sistema, utilizando un hongo que crece en los árboles que es degradador de la celulosa, que permite formar una pulpa, proceso que es más extenso pero son sistemas que uno tiene que ir probando. También lo hacen mucho más liviano”.

 

Con respecto a la recolección de colillas, el emprendedor acotó: “Si visitan el sitio web www.reciclemos.com.ar podrán ver nuestro concepto de receptáculos públicos, que lo ideal es que estén en los lugares más transitados de la provincia y nosotros a parte de concientizar podremos obtener nuestra materia prima”.

Asimismo, Lemos, contó: “Nuestro producto se llama Cigabrick, en www.cigabrick.com se pueden informar, hay video explicativo y estamos generando comunidad para poder atraer voluntariado y estamos en nuestra primera fase tratando de buscar socios”.

Cabe destacar, que con este producto se evita la contaminación.

 

“En nuestra primera versión lo que hicimos fue encapsular el material porque el ladrillo no requiere cocción, básicamente está prensado con 15 toneladas, por lo cual no generamos contaminación y por eso mismo estamos trabajando en una nueva versión con la pulpa a través del tratamiento con el hongo, lo cual hace que se limpie de toxinas.

“Todas las colillas recicladas las mantenemos en un contenedor cerrado en la planta que estamos abriendo”.