Sociedad Por las redes Viernes, 27 de marzo de 2020

Coronavirus: un médico aconseja cómo manipular alimentos

En un video muy claro, el profesional detalla qué debemos hacer para estar tranquilos con los productos que adquirimos.

Por Redacción LA

Aunque busquemos todas las formas posibles para no salir en casa en esta época de cuarentena, tarde o temprano tendremos que hacer compras. Cómo hacer para que la visita al súper sea lo más aséptica posible. En un video muy claro aconsejan cómo ir a por lechugas y volver sin SARS-Cov-2. Además, contempla qué hacer con la compra al llegar a casa.

 

Los consejos del video proceden de un médico estadounidense llamado Jeffrey Van Wingen. Sus consejos se basan en la misma técnica estéril que usa el personal médico en los hospitales para tratar con objetos que pueden ser foco de patógenos y mantener estériles las zonas que necesitan permanecer estériles.

Médico y sus consejos

¿Por qué tantas precauciones a la hora de comprar lechuga? La razón es que el coronavirus, como tantos otros patógenos puede infectar bien por vía aérea o por fómites. Los fómites son objetos cotidianos que se vuelven infecciosos porque alguien, digamos, ha tosido sobre ellos o los ha tocado con las manos sucias estando enfermo.

El problema de los fómites es que la comunidad científica no se pone de acuerdo en cuánto tiempo sobrevive el SARS-CoVID-2 en diferentes superficies. Se supone que vive unas tres horas en el aire, una sobre cartón, y hasta tres días sobre plástico o metal. Sin embargo, se han descubierto virus vivos en superficies hasta 17 días después.

Lo importante es tener en cuenta que los objetos pueden estar infectados, y seguir un procedimiento para que esa contaminación no llegue a nuestros pulmones. En esencia, el procedimiento que describe el Dr. Van Wingen consta de las siguientes precauciones. Cuando vayas al súper tené en cuenta: 

Limpia las asas del carrito de la compra. Si es posible, lleva tu propia bolsa y no uses carrito o cesta.

 

Aunque es menos ecológico, usa solo bolsas desechables. Si usas bolsas de tela échalas inmediatamente a lavar o déjalas fuera de casa y considéralas “material sucio”.

Elige los productos sin tocarlos. Toca solo lo que sepas seguro que vas a llevarte.

No vayas al súper si tienes cualquier síntoma respiratorio, sea del tipo que sea, aunque no estés seguro de si es Coronavirus o un simple catarro.

No permitas que nadie de más de 60 años de tu entorno vaya a hacer la compra. Ayúdales en la medida de lo posible.

Minimiza el número de visitas al súper haciendo compra para dos semanas o más.

Cuando llegues a casa:

Si es posible, deja la compra fuera de casa (en el garaje o el porche).

Si no es posible, deja la compra en el rellano y desinfecta la zona donde vayas a dejarla dentro de casa (la encimera probablemente) con un desinfectante estándar y una bayeta. Usa el mismo desinfectante para limpiarte las manos.

Crea dos zonas: una zona “sucia” para dejar la compra, y otra limpia para dejar la compra una vez la proceses.

Limpia todos los botes, latas o bolsas con un paño saturado con el mismo desinfectante.

Si es posible, deshazte del contenedor en el que viene el producto. En el caso de los cereales puedes tirar la caja y dejar solo la bolsa de dentro. Puedes tirar el cartón en el que vienen los yogures, meter las legumbres en tarros, etc... Es importante que durante el proceso no toques el alimento con las manos.

Sumerge la fruta en agua fría con jabón y después lávala como si lo hicieras con tus manos. 20 segundos cada pieza.

El coronavirus sobrevive especialmente bien en condiciones de frío extremo. Meter un objeto sospechoso en la nevera o el congelador no acabará con el patógeno. Al contrario. Estas alargando su vida.